ALOJAMIENTOS

Última actualización 28 Agosto, 2008 14:02 h.
De San Úrbez a la Fon Blanca

Características

Recorrido:4 horas y media ó 5.
Desnivel: 800 m.
Calificación: media

Aproximación:

Desde Fanlo o desde Escalona, por la carretera HU-631. En verano y semana santa el tramo entre Escalona y el desvío de Buerba-Vió (más arriba Dan Úrbez) se realiza únicamente en sentido ascendente.

El cañón de Añisclo, labrado pacientemente a lo largo de miles de años por la acción erosiva del río Bellós, fue incluido en el año 1982 dentro de los límites del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, salvándose de la amenaza que pendía sobre el lugar ante la existencia de un proyecto para construir una gran presa de aprovechamiento hidroeléctrico. Hoy, cuando se pasea entre las altas paredes montañosas que lo encajonan a la sombra de los bosques de hayas, tilos y arces, observando el vuelo del quebrantahuesos y del mirlo acuático, o inhalando el perfume que desprenden los bosques de pinos y abetos blancos durante los días lluviosos de primavera, resulta difícil imaginar cómo a alguien se le pudiera ocurrir la nefasta idea de anegar, de inundar estos paisajes donde las peñas se asoman al profundo vacío creado, donde las aguas sigen abriéndose camino entre estrechos parajes, y donde cada rincón muestra la sencilla hermosura de la obra de la naturaleza pirenaica.

El recorrido se inicia en el puente de San Úrbez (900 m.). Cerca hay un pequeño aparcamiento para vehículos. Cruzando este puente del siglo XVIII, o bien uno horrible que hay situado justo encima y que deteriora tanto encanto y belleza, se llega por un amplio camino a la ermita de San Úrbez. Junto a los puentes citados hay que abandonar el desvío a mano derecha del sendero de gran recorrido que va a Bestué. El paraje de la ermita está dedicado al santo que, según dice la fe aragonesa, atrae las aguas de lluvia abundantes y vivificadoras. San Úrbez fue en realidad un eremita, de costumbres cavernícolas, conocedor de la ciencia y las fuerzas ocultas de la naturaleza, contando con el don de dominar los elementos atmosféricos mediante su poder. Hoy todavía, tras las romerías festivas, sus lluvias refrescan el aire, lavan las rocas y dan vida a una tierra a veces maltratada por la sequía.

Dejando abajo a la izquierda la confluencia del río Aso -barranco de Viandico- con el Bellós, se discurre por un llano fluvial y se pasa junto a unas atractivas cascadas. El puente de Sangons nos hace cambiar de orilla. Poco más arriba sale a mano izquierda el desvío al pueblo abandonado de Sercué.

El camino va ganando altura de forma muy suave, si bien en algunos tramos se encuentra alguna ligera revuelta. Pero en realidad el itinerario es un suave paseo botánico donde es posible aprender grandes cosas sobre la vegetación que puebla el fondo de estos cañones aragoneses. La senda cruza una pasarela, discurre bajo un largo abrigo rocoso y desemboca en el llano de El Cumar. Metros más arriba hay una fuente. A partir de aquí el camino cruza unos barrancos laterales y asciende a lo alto de Selva Plana o Plano Pinar, un saliente con buenas vistas de los Sestrales y del desfiladero de Bellós que corre a sus pies. Se llega a las praderas llanas y el hayedo de La Ripareta (1.390 m.), punto de atractivo paisaje donde desemboca el importante barranco de la Pardina. Más adelante, el paraje del Estrecho de Bellós está delimitado por altas paredes calcáreas y sombreado por vetustos árboles. Habrá que cruzar el Bellós por un puente -dejando el paso alternativo de clavijas y cadenas que salen a mano izquierda- y olvidar el desvío que sale poco más arriba a mano derecha -el paso de Foradiello que asciende a las cornisas superiores de San Vicenda-. De esta manera se llega al paraje de la Fon Blanca, amenizado por la surgencia de agua en forma de cascada, los pastizales de montaña y una vieja majada pastoril donde pueden pernoctar pocas personas. De todas formas, por encima de este punto (1800 m.) está permitido el vivac -montar una tienda pequeña al atardecer y desmontarla al amanecer-.

Textos extraídos de "Cuadernos Pirenaicos" Bielsa. Cotiella, Suelza, Peña Montañesa, de Miguel Angulo y David Atela. Editorial Sua.

GUÍA DE SERVICIOS
HOTELES
TURISMO RURAL·APARTAMENTOS
MAPA de SITUACIÓN
LA JACETANIA
ALTO GÁLLEGO
SOBRARBE
RIBAGORZA