ALOJAMIENTOS

Última actualización 28 Agosto, 2008 13:36 h.
De Bujaruelo a Ordiso

Características

Recorrido: 1 hora y media.
Desnivel: 300 m.
Calificación: fácil.

Aproximación:

Puente románico de Bujaruelo
Puente medieval de Bujaruelo

Para ir al valle de Ordiso se debe acceder desde la pradera de San nicolás de Bujaruelo. Hasta allí se puede llegar por pista forestal o, mejor todavía, por el abetal del antiguo camino de Bujaruelo o del Cobatar, que parte desde la carretera a Ordesa, 200 m. antes de llegar al puente de los Navarros (hora y media a añadir).

Una vez en San Nicolás, sin cruzar el puente medieval, se toma la dirección norte por la continuación de la ancha y evidente pista forestal, cerrada mediante una cadena al tráfico rodado.
Bordeando las laderas de la esquina este de la sierra del Turbón, cubiertas más arriba por pino negro, la pista toma una bifurcación antes de atravesar el Ara por el puente de Oncins.

Hacia la izquierda sube al valle del Otal y a la derecha continúa por la zona alta de la cuenca del río Ara, lugar hacia donde se dirige la excursión.
Abundan los abetos, los serbales y el tejo, árbol perenne que se encuentra en franca regresión, con bayas rojas y viscosas, que gusta de las nieblas, de la humedad y de suelos calizos como los que aquí se hallan.
El río Ara se encajona formando rápidos, pequeños saltos y badinas donde a buen seguro podrá verse alguna trucha autóctona. El elevado paso por una cornisa de rocas con amplios techos ofrece una vista ligeramente aérea de la zona. En el cielo los buitres planean aprovechando las corrientes térmicas de aire. El camino discurre en el linde de hayas y de abetos, en una zona donde abundan los hongos: boletos diversos y numerosas setas lignícolas que crecen sobre la madera.

Una vez que se llega a la cabaña refugio (1.600 m.) al final de la pista, un pequeño puente da paso al recogido valle lateral de Ordiso. En sus praderas subalpinas nidifican las collalbas grises y los colirrojos tizones, en un paisaje que cierran los montes de Ferreras y Mallaruego y el pico Ordiso (2.319 m.). A la entrada, en la ladera de orientación norte, una masa espesa de hayas recuerda el carácter continental de estos bosques.

Textos extraídos de "Ecoguía. El Pirineo Aragonés" de Eduardo Viñuales. Editorial Anaya

GUÍA DE SERVICIOS
HOTELES
TURISMO RURAL·APARTAMENTOS
MAPA de SITUACIÓN
LA JACETANIA
ALTO GÁLLEGO
SOBRARBE
RIBAGORZA