Información extraída del Heraldo de Aragón (http://www.heraldo.es) del 10/06/00


Adjudicadas las obras para triplicar Yesa

AGUA El secretario de Estado de Aguas y Costas, Pascual Fernández, preparó ayer el terreno para la visita del ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, con la contratación de las obras del recrecimiento de Yesa, al año del inicio de la licitación


M. LIZARRAGA Zaragoza
El «número dos» del Ministerio de Medio Ambiente, Pascual Fernández, anunció ayer en Zaragoza la esperada contratación de las obras de recrecimiento del embalse de Yesa. Sin representantes del Gobierno de Aragón, como en otras ocasiones, y en un encuentro con regantes y periodistas convocado casi por sorpresa en la Delegación del Gobierno, el nuevo secretario de Estado de Aguas y Costas informó de que la mesa de contratación del Ministerio había adjudicado el jueves las obras para agrandar Yesa y los trabajos de restitución territorial por 18.889.900.000 pesetas.
«Con esta obra se destaca el compromiso con Aragón y que el Ministerio de Medio Ambiente no tiene ideas distintas a las manifestadas por sociedad aragonesa respecto al Pacto del Agua», afirmó Pascual Fernández en rueda de Prensa junto al presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, José Vicente Lacasa y el delegado del Gobierno en Aragón, Eduardo Ameijide. Fernández dijo que comprendía el agravio histórico que supone que la regulación haya estado estancada 30 años. Destacó la importancia de agrandar el depósito de Yesa, en el río Aragón, para que pase de los 471 hm de capacidad útil a 1.525 hm. «Yesa es una obra de capital importancia para la regulación adecuada del río Aragón, que ha estado sujeto a frecuentes avenidas que han provocado problemas medioambientales aguas abajo» señaló Fernández. «Por otro lado la obra es necesaria –añadió– para asegurar los regadíos de Bárdenas y el abastecimiento con agua de la mejor calidad para Zaragoza y 70 núcleos de su entorno».

Sesenta y dos meses
Las plicas de esta obra estaban abiertas desde el pasado 2 de febrero. Los trabajos se han adjudicado a la Unión Temporal de Empresas que forman ACS, Ferrovial Agroman y FCC. El pliego de bases para el concurso de proyecto y construcción especifica un plazo de cuatro meses para terminar el proyecto de construcción. Las obras difícilmente comenzarán sobre el terreno hasta finales de año o principio del 2001. El plazo de ejecución es de 62 meses.
El secretario de Estado destacó que la presa va a acompañada de un «ambicioso» plan de restitución territorial y medidas ambientales en el municipio navarro de Yesa y los aragoneses de Sigüés (que desaparece), Artieda y Mianos. De la inversión total, 3.000 millones son para restitución. A ellos debe sumarse –no se avanzó cuándo– el proyecto de desarrollo «Mar del Pirineo», en el participan también los gobiernos de Navarra y Aragón.
El proyecto de recrecimiento con las medidas correctoras de impacto ambiental y redacción del plan de restitución salió a concurso por un presupuesto indicativo de 23.000 millones de pesetas, de los que más de 8.000 millones de pesetas eran para medidas correctoras. Ahora son 5.000 menos. La variante de carretera entre Pamplona y Huesca que hay que restituir y que se convertirá en autovía la asume Fomento, según se aclaró ayer, con un importe de entre 6.000 o 7.000 millones de inversión.
El núcleo de Sigüés queda parcialmente inundado, al igual que un tramo del camino de Santiago. La declaración de impacto ambiental especificaba que deben trasladarse las ermitas del camino y la iglesia de Sigüés. El pliego de bases del concurso incluía el traslado y la redacción de otras compensaciones como el nuevo Sigüés.