© Pirineum multimedi@
Última modificación : < Noviembre 6, 2007 10:43 -->

 

El fuerte de Portalet retoma su recuperación

El fuerte de Portalet, en el valle del Aspe, va a iniciar en diciembre una nueva fase de su recuperación. La idea de la Mancomunidad bearnesa es completar la rehabilitación de la fortaleza para 2010 y a partir de ahí convertirlo en, “el punto de interés turístico más importante del valle”, indica Bernard Choy, agente de desarrollo del Aspe. Aunque se está definiendo sus futuros usos, el Portalet albergará, entre otros, un museo, un centro de interpretación de la naturaleza y otro de deportes.


La rehabilitación del fuerte de Portalet comenzó en 2005, tras unos amplios trabajos de limpieza del entorno y consolidación de las estructuras de entrada y de las que mayor inseguridad presentaban, como el tejado del polvorín, este verano se han realizado las primeras visitas guiadas al fortín. Choy señala que la experiencia ha sido, “un éxito total”. “En tan sólo 8 visitas han pasado 300 personas por la fortaleza y la lista de personas en espera superaba las 400, muchas de ellas procedentes de España”, comenta el agente de desarrollo.

La idea es continuar con esta iniciativa, que acerca la historia del fuerte a los visitantes. Sin embargo, y teniendo en cuenta que a partir de este diciembre se retomarán las obras, “no queremos aumentar el número de personas que entran en el fuerte y continuaremos ofreciéndola un día a la semana”. En el plan de obras están involucrados, económicamente hablando, el Estado, a través de la dirección general de los Monumentos Históricos –el Portalet tiene esta catalogación desde 2005-, el departamento de Pirineos Atlánticos, la región de Aquitania y la mancomunidad del valle del Aspe.

Obras y servicios
Bernard Choy indica que “ahora, en diciembre, iniciaremos el desarrollo de la cuarta fase de recuperación, presupuestada en 700.000 euros”. Choy calcula que esta fase se alargará todo 2008, ya que su objetivo es “poner fin a las filtraciones interiores del fuerte, que es su principal problema”. De manera paralela, también en 2008, se iniciará la quinta fase, la limpieza total del fuerte. “En 30 años de abandono se ha acumulado mucho escombro en su interior”, apunta. La sexta y última fase será la limpieza de la vegetación localizada en las zonas más complicadas, como la pared, la roca y las pendientes.  Además, para 2008 se espera contar con luz eléctrica en el Portalet.

Estas fases son, según Choy, “de obligado cumplimiento antes de iniciar la valorización del fuerte”. Una puesta en valor que tendrá como base los cuatro estudios que ya se están llevando a cabo: uno histórico, otro arquitectónico, un tercero sobre accesos y aparcamientos y el cuarto, de viabilidad. Estos informes determinarán los usos del Portalet, que en líneas generales será, “un centro de gran interés y lo más distinto posible”, señala Bernard Choy. Aunque algunas utilidades ya se han definido.

Choy comenta que habrá una recreación histórica: “El fuerte contará su propia historia y recordará los capítulos más llamativos e importantes de su historia militar”. También acogerá un centro de interpretación en la naturaleza y de deportes en la naturaleza. “El Portalet y su entorno tienen 21 hectáreas de camino en una naturaleza muy específica y que permite la práctica de deportes”. Ahí se aprovechará la cercanía del Chemin de la Mature y la existencia de una escuela de escalada a los pies del fuerte, que se reactivará, y no se descarta instalar una vía ferrata. También se creará un camino de aventura para los niños y se abrirá una cafetería-restaurante y una tienda de recuerdos y similares.

© Pirineum multimedia. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL
 
© Pirineum multimedia- 2007
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail