Última actualización 5 Diciembre, 2007 19:02 h.

ERZ-Endesa se apunta a la poda “sostenible”

ERZ-Endesa está empleando un sistema de poda y tala de masa forestal que permite reducir el impacto medioambiental y gestionar el bosque de manera sostenible. Para ello, la compañía está empleando nuevas tecnologías y equipos técnicos, como la sierra helitransportada autónoma, que permiten una mayor conservación de los sistemas forestales y el trabajo de campo lo realizan conjuntamente con técnicos forestales de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y de la propia compañía.

Endesa sostiene que con la aplicación de estas tecnologías, “demostramos el compromiso adquirido en la búsqueda del equilibrio entre el cumplimiento reglamentario, la calidad del servicio y el mantenimiento, mejora de la salud y conservación de los ecosistemas forestales”. Las nuevas maquinarias, entre otras, permiten realizar labores de eliminación y trituración de mata baja y ramaje procedente de la poda y de la tala de árboles, evitando la generación masiva de residuos y los riesgos, como los incendios, que ello conlleva.

Según el Reglamente de Líneas Aéreas Eléctricas, la red ha de estar situada a una distancia mínima de la masa arbórea con el objetivo de minimizar las incidencias en la red como consecuencia del contacto de los conductores con las ramas de los árboles. Desde ERZ explican que, “para preservar la distancia se realiza la apertura de calles por las que discurren las líneas y empleando la poda lateral mediante sierra helitransportada autónoma logramos conservar una gran masa forestal que, utilizando sistemas convencionales, sería talada”.

Tras esta operación se talan los árboles situados debajo de las líneas eléctricas y aquellos ejemplares laterales que no cumplan con la distancia reglamentaria o tengan riesgo de caída sobre los conductores de la línea eléctrica. El siguiente paso es la extracción de árboles talados y traslado de los troncos para evitar plagas de insectos y eliminar riesgo de incendio. En zonas de barrancos o de difícil acceso, “la extracción se realiza mediante un helicóptero”, indican. Finalmente, se limpian las calles abiertas mediante la eliminación, triturando la mata baja y el ramaje procedente de la poda.

Además, y previo a estos pasos, se lleva a cabo el trabajo de campo, respetando los recursos forestales y las especies protegidas previamente identificados y marcados en una inspección selectiva realizada conjuntamente, como indicábamos, con técnicos forestales de Medio Ambiente del GA y de Endesa.