Última actualización 5 Diciembre, 2007 13:58 h.

El valle de Broto quiere potenciar el Mesón de Bujaruelo

La Mancomunidad Forestal del Valle de Broto quiere potenciar el Mesón de Bujaruelo como lugar turístico y mantenerlo abierto durante un periodo de tiempo más amplio del actual. La entidad forestal quiere dar servicio a los visitantes que se acerquen a este refugio, uno de los más antiguos del Pirineo, entre Semana Santa y el 31 de octubre. La idea lleva aparejada la mejora de la pista de acceso al Mesón y, en una segunda fase, la creación de una zona de esquí de fondo.

Puente de Bujaruelo
Foto:El valle de Bujaruelo es un lugar muy visitando.

 

Para lograr ese propósito, la mancomunidad ha sacado a concurso la licitación de la explotación del Mesón, por un periodo de 6 años y afectando a los servicios de bar, restaurante, albergue y camping. Cabe recordar que el Mesón consta de 50 plazas de albergue, habitaciones con capacidad para 75 personas y una zona de acampada.

El concurso, que cerró el pasado 22 de noviembre el plazo de presentación de ofertas, establecía como presupuesto base de licitación 93.000 euros anuales. Una cifra que se ha visto rebajada, ya que la primera vez que se convocó el concurso, en octubre, sin lograr mucho éxito, estaba presupuestado en 105.000 euros por año.

La ampliación en el periodo de apertura del Mesón, ya que hasta el año 2000, fecha en que se reformó el refugio, eran las propias familias del valle y ganaderos quienes mantenían abierta la instalación en verano, es un primer paso en la potenciación de una infraestructura que se encuentra a medio camino de Francia, Panticosa y Torla. La segunda fase será la creación de una zona de esquí de fondo en las inmediaciones del Mesón.

Para llegar hasta ese punto, y como condición indispensable para poder dilatar la temporada del albergue, está previsto arreglar la pista de acceso hasta el Mesón, desde el puente de los Navarros, en el cruce de la Pradera de Ordesa, para garantizar el paso de los vehículos.

Una vez concluida esa mejora se iniciará la creación de la zona de fondo. La idea es habilitar dos circuitos, uno más corto, ubicado en la parte baja, desde el Mesón al valle de Ordiso y regresar por el río; y un segundo más largo, en el valle de Otal, ubicada sobre los 2.600 metros.