© Pirineum multimedi@, 26 Marzo, 2007 1:18 PM
Última modificación : < < < < < < < < < Marzo 26, 2007 13:18 -->

 

Se recrudece el debate de las travesias ferroviarias por el Pirineo

El debate por la reapertura de la línea ferroviaria internacional del Canfranc y por el proyecto de crear una nueva travesía por el Pirineo Central a baja cota se ha reactivado y recrudecido tras las noticias surgidas la segunda quincena de marzo sobre ambos proyectos.

Imagen de archivo del Canfranero

Mientras el Ministerio de Fomento licitaba un estudio de viabilidad de la variante del tramo Huesca-Caldearenas, por la Sierra Caballera, el PAR denunciaba la retirada de la travesía central de los planes de la Comisión Europea, tildando esta decisión de “mazazo inaceptable”. Ambas informaciones coincidieron, además, con la publicación del informe elaborado por la auditoria TKK, y encargado por el Consejo Regional de los Pirineos Atlánticos, sobre la reapartura del tráfico ferroviario entre Zaragoza y Pau, a través del Canfranc. Según este estudio son necesarios 225 millones de euros para recuperar la línea entre Canfranc y Pau, y otros tantos en la vertiente española, rebajando en 75 millones la previsión fiajada en el último informe que se elaboró en el año 2003.

Las conclusiones del informe hablan, para la explotación de la línea, de crear un, “servicio público global”, entre Pau y Huesca, tomando como ejemplo el modelo suizo de explotación ferroviaria, y apuesta por integrarlo en el eje el túnel carretero de Somport, “con la creación de un peaje”. Para el transporte de mercancías se apuesta por un sistema basado en concesiones y peajes, que dependerían del volumen total de mercancías transportadas, que podría alcanzar, según TKK, un máximo de 3 millones de toneladas al año.

Nuevo estudio

Por su parte, el Ministerio de Fomento publicaba en el Boletín Oficial del Estado, del pasado 17 de marzo, el anuncio de la licitación de la redacción del estudio de viabilidad de la variante ferroviaria del tramo Huesca-Caldearenas, a través de Sierra Caballera, lo que supondría la creación de un tramo totalmente nuevo en la línea del Canfranero. La inversión para este nuevo ramal podría superar los 250 millones de euros, no incluidos en el proyecto de modernización de la línea Huesca-Canfranc, dotado con 86,8 millones de euros.

El anuncio ha creado numerosas reacciones en el territorio altoaragonés, ya que se estima que, de salir adelante este nuevo trazado, la modernización de la línea del Canfranc podría quedar totalmente descartada. Así, al menos lo denuncia la Coordinadora para la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (CREFCO) ya que, tras recordar que dicha modernización está paralizada, indica que el anuncio del nuevo trazado no es bueno para retomar esa adecuación ya que “con el señuelo de una hipotética mejora de trazado, ha paralizado una reforma posible, técnica y económicamente, que hubiera permitido mejoras importantísimas en el transporte de viajeros y mercancías”, señalan desde la CREFCO.

Además, el colectivo recuerda que dicha mejora, “se acordó con Francia en las "cumbres" de Santander y Perpignan (2000 y 2001)” y  que con el estudio de viabilidad anunciado, “se condena a la la línea a seguir en sus actuales y lamentables condiciones durante, al menos, diez años más”, apuntan. Según la CREFCO esa década es el tiempo mínimo que pasaría, en el supuesto de que se acometiera la variante, “hasta que la misma estuviera construida, ya que al estudio de viabilidad (dos años) deberá seguir otro informativo (de uno a dos años), otro de impacto ambiental (dos años) y, finalmente, la adjudicación y realización de la obra que, al incluir un túnel bitubo de más de diez kilómetros en un terreno de geología complicada por inestable, no costaría menos de seis u ocho años”.

Comisión Europea

El debate ferroviario también ha llegado al proyecto de crear una nueva travesía por el Pirineo Central a baja cota, ya que la Comisión Europea ha modificado su decisión sobre esta propuesta, sacándola de los planes previstos por la Comisión para 2005. La decisión ha sido denunciada por el PAR, que ha tildado la postura del órganismo europeo de “mazazo inaceptable”.

El portavoz de las Cortes de Aragón, Javier Allué, ha exigido la inclusión de esta travesía, tal y como estaba prevista, ya que “esta comunidad no puede quedar aislada y sometida a los vaivenes de distintas voluntades políticas que acuerdan y desacuerdan según toca”. Asimismo Allué indicaba que “la deficiencia de comunicaciones con Francia por Aragón no es un problema exclusivamente aragonés sino que se trata de un asunto de interés y transcendencia para toda España, Península Ibérica y Unión Europea”.

© Pirineum multimedia. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL

 

 
© Pirineum multimedia- 2006
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail