© Pirineum multimedi@, 12 Abril, 2006 11:44 AM
Última modificación : < < < < < < < < < Abril 12, 2006 11:44 -->

 

Tella abre un museo sobre el oso cavernario

Conocer las características de los osos que hasta hace 30.000 años vivieron en las cavernas de Tella ya es posible gracias al empeño de la localidad sobrarbesa y del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Vista desde la localidad de Tella

El pasado sábado, 8 de abril, en la Casa del Molino de Tella se inauguró el Museo del Oso de las Cavernas, donde se pueden conocer muchos de los datos y elementos extraídos del yacimiento donde se hallaron más de 3.000 restos de estos plantígrados de gran envergadura y todo el trabajo realizado por paleontólogos y científicos para estudiar esta especie. El equipamiento del museo se complementa con la visita a la cueva que habitaron estos osos en el Pleistoceno superior.

La inversión realizada para crear el Museo del Oso de las Cavernas asciende a 103.000 euros, financiados por el Organismo Autónomo de Parques Nacionales. Su apertura ha supuesto la culminación del esfuerzo promocional que hasta la fecha han realizado el Ayuntamiento de Tella-Sin y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido para dar a conocer el patrimonio hallado a principios de los 90 en las cuevas del macizo de Monte Perdido, ubicadas a 1.600 metros de altitud.

El primer paso fue, hace 6 años, la producción a tamaño natural de un esqueleto de estos plantígrados. Su peso, según los estudios realizados, era entre 400 y 700 kilogramos y su altura pudo alcanzar los 3 metros. También se abrió al público el yacimiento en el que se encontraron más de 3.000 restos óseos de estos inmensos plantígrados, pertenecientes a una época relativamente moderna, y que sólo es comparable, por el valor de los restos y la cantidad de los mismos, a yacimientos de Centroeuropa.

El museo ha sido equipado y diseñado por la empresa Colectivo de Educación Ambiental de Zaragoza (CEAM), y su visita comienza, precisamente, con la reproducción del esqueleto. Pero además, se ofrece información de la localización del yacimiento y se recreo el trabajo de los paleontólogos en el mismo. También hay una recreación de la labor científica acometida en laboratorio para profundizar en el estudio de la especie. Hay dos reproducciones de osos, ambientados en el paisaje en el que habitaban y junto con la fauna que convivían.

En una sala con vitrinas se muestran multitud de restos óseos, sobretodo correspondientes a hembras e individuos infantiles, aunque la pieza más valisosa es un cráneo de macho adulto. Mandíbulas, dientes, vértebras o fémures se exhiben en esta sala y en los correspondientes a las excavaciones acometidas entre 1994 y 95, se pueden apreciar numerosos mordiscos, según el profesor José Ignacio Canudo, “provocados por cánidos”.

La idea es retomar, en un plazo no muy lejano, las excavaciones y continuar ampliando los conocimientos sobre esta sorprendente y espectacular espacie de osos extinguida hace 30.000 años. De momento, y para favorecer la difusión de todos estos recursos didácticos sobre los osos cavernarios, durante estos días de Semana Santa y los meses estivales, habrá una persona atendiendo las visitas y coordinación con el guía del yacimiento.

© Pirineum multimedia. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL

 

 
 
 
© Pirineum multimedia- 2006
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail