© Pirineum multimedi@, 5 Abril, 2006 4:22 PM
Última modificación : < < < < < < < < < Abril 5, 2006 16:22 -->

 

Pauner se lanza a la conquista de su séptimo ochomil con Trangoworld

Carlos Pauner ya está rumbo a Nepal, donde intentará conquistar el Dhaulagiri. De lograrlo, el montañero natural de Jaca, habrá conquistado su séptimo ochomil, llegando al ecuador de su reto, ascender las 14 cimas existentes en el mundo que esta altura. En la nueva aventura el jaqués cuenta con un equipo formado por cuatro montañeros más y el patrocinio de la marca de prendas técnicas Trangoworld. El regreso de la expedición esuperanstá previsto para finales de mayo y la ascensión se hará sin oxigeno suplementario y sin sherpas de altura.

 

El equipo “Trangoworld”, compuesto por el navarro Ricardo Valencia, el asturiano Nacho Ortiz y los guipuzcoanos Raquel Pérez y Willy Barbier, capitaneados por Pauner, partió el pasado 3 de abril a Katmandú.

El equipo “Trangoworld”, compuesto por el navarro Ricardo Valencia, el asturiano Nacho Ortiz y los guipuzcoanos Raquel Pérez y Willy Barbier, capitaneados por Pauner, partió el pasado 3 de abril a Katmandú. Tras permanecer un par de días en la capital nepalí, completando el aprovisionamiento y la tramitación de los premisos y autorizaciones pertinentes, la expedición deberá completar una marcha de 10 días por el valle de Kumba, para aclimatarse antes de partir hacia la base del Dhaulagiri, en helicóptero.

El Dhaulagiri, con sus 8.167 metros, es la séptima montaña más alta del mundo y una de las más complicadas de conquistar, ya que registra mucho viento y la arista del último tramo suele presentar, como indican los expedicionarios de Trangoworld, “grandes cantidades de hielo”. Para su ascensión se prevé unas condiciones meteorológicas “ideales”, al menos al principio. Willy Barbier explica que “éste ha sido un invierno muy seco, por lo que esperamos menos nieve y más hielo, con un tiempo estable y frío”. Condiciones que los montañeros tendrán que aprovechar al máximo ya que, si la ascensión a la cima se complica, “avanzará la primavera, haciendo que el clima sea más cálido y lluvioso, complicando la estancia en las montañas”.

A estas dificultades se le une la situación política del país, ya que los enfrentamientos entre el régimen monárquico y la guerrilla maoísta pueden ocasionar problemas a la hora de cumplir los plazos, ya que los montañeros pueden padecer los efectos de los bloqueos que se están registrando en las carreteras nepalíes, sobretodo al comienzo y al final de la expedición, momentos en los que efectuarán los principales desplazamientos por el país.

Sin oxigeno, ni sherpas
La expedición Trangoworld, además, va a intentar conquistar el Dhaulagiri como si se tratara de una cima pirenaica, sin la ayuda de oxígeno suplementario ni sherpas de altura que colaboren a trasladar el material. Barbier apunta que “un ochomil no tiene la misma dificultad si llevas oxigeno o no cargas con el peso en tu mochila; eso es lo que marca de dificultad y lo que lo hace bonito y que sea un reto”.

El plan de la expedición es instalar el campo base entre los 4.700 y 5.200 metros y realizar tres campos de altura entre los 6.100 y los 7.200, desde donde lanzarán el ataque definitivo a la cima del Dhaulagiri. Cabe señalar que la intención de Carlos Pauner para  la actual primavera, sin embargo, no era la de conquistar este cima, en la que cabe recordar que perdió la vida el alpinista altoaragonés Pepe Garcés hace 4 años. Su reto era intentar conquistar el Manaslu por una nueva ruta. Pero lo complicado del proyecto y la falta de un equipo con mayor experiencia en la conquista de ochomiles motivó el rediseño de la expedición, en favor de una montaña que precisa menos trabajo técnico en la pared.

Lo cierto es que el equipo Trangoworld que intentará conquistar el Dhaulagiri es una amalgama de diferentes grados de experiencia en la montaña –la cabeza visible es Carlos Pauner-, pero con un gran entusiasmo. Los más inexpertos en grandes ascenciones son los guipuzcoanos Raquel Pérez y Willy Barbier, ya que en su anterior intento de conquista de un ochomil, el Nanga Parbat, también junto a Pauner, la donostiarra sufrió un accidente y no pudieron completar la ascensión. Ricardo Valencia es un veterano que ha conquistado el Cho-Oyu, el Gasherbrum II, el Makalu y el Nanga Parbat. Para Nacho Orviz será su cuarta expedición a un ocho mil, tras las del Gasherbrum II, el Makalu y el Nanga Parbat.

 

© Pirineum multimedia. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL

 

 
 
 
© Pirineum multimedia- 2006
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail