© Pirineum multimedi@, 28 Febrero, 2005 11:34 AM
Última modificación : < < < < < < < < < Febrero 28, 2005 11:34 -->

Reportajes
Actualidad

La RN-134 permanecerá cerrada a vehículos de tercera hasta julio

ACJ

Reparar el socavón que desde el pasado 9 de febrero se registró en la RN-134 del valle del Aspe, a 3 kilómetros de la entrada francesa del Somport, va a ser una tarea complicada. La solución planteada, motivadas por las condiciones que presenta el muro afectado, requiere la intervención de escaladores desde la zona más baja de la ladera, por lo que habrá que esperar a que las condiciones meteorológicas mejoren.

La RN-134 permanecerá cerrada a vehículos de tercera hasta julioLa idea de la prefectura de los Pirineos Atlánticos es poder iniciar las obras en abril y reabrir la vía en julio.
El modo de reparar el socavón de la RN-134 se dio a conocer en un reunión que celebraron el perfecto de la región, Philippe Grégoire, los parlamentarios Jean Lasalle y Auguste Cazalet, y el presidente de la Mancomunidad de Municipios de Borce, René Rosé, así como representantes de los transportistas, gravemente afectados por la prohibición de circular que la RN-134 mantiene para los vehículos de tercera categoría desde principios de febrero.
La idea de la prefectura es iniciar la actuación, que afectará a un tramo de 125 metros de muro, en abril. Consistirá en construir un muro volado, de hormigón armado, reforzado por barras metálicas que se colocarán cada 1,40 metros. Además, de reparar, también se consolidará un pared, que según han detectado los sondeos, presenta un estado preocupante debido a las filtraciones de agua, tramos fracturados y dislocados que presenta.
Precisamente, esas pésimas condiciones motivan que durante las obras no se pueda emplear maquinaria cerca del muro, para evitar mayores desprendimientos, y que la intervención tenga que ser completada a través de escaladores.
Los sondeos que efectuaron técnicos del Centro de Equipamiento de Burdeos, que el pasado jueves permanecían en el área del socavón, han confirmado que el desprendimiento se debe a la antigüedad de la vía, a la morfología del terrenos y al efecto del tráfico pesado que soporta la carretera. Sin embargo, y según se apuntó en la reunión, el tramo se había revisado en 2003, siguiendo los planes de seguridad que el ministerio de Equipamiento francés tiene para muros de más de 2 metros (se revisan cada 3 años), sin que se hubiese detectado ningún problema.

Preocupación
Mientras llega esa solución, y tras haber intentado colocar un pequeño puente sobre el hundimiento, que no funcionó, los habitantes del valle del Aspe se muestran preocupados por las afecciones que el desprendimiento podría tener en sus economías, ya que el suceso está teniendo lugar en pleno periodo de vacaciones escolares.
De momento, los empresarios están improvisando medidas para llevar hasta sus establecimientos los grupos previstos y están asumiendo los gastos que estas medidas generan. Furgonetas y vehículos particulares sirven para trasladar a los turistas desde Urdós y otras localidades del valle del Aspe a los centros deportivos y de ocio ubicados en el puerto, como el Somport o el Peyranere, o a las propias estaciones de Astún y Candanchú.
Esa solución sin embargo, no sirve a los transportistas que llevan el maíz de la cooperativa de Bedous a la empresa Silos de Canfranc. Desde hace dos semanas, están empleando el paso de Hendaya, para sustituir la ruta habitual, de 35 kilómetros, incrementando los gastos de las empresas transportistas, que tendrán que soportar esta situación, hasta el próximo mes de julio.

© Pirineum multimedia. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL

 
 
© Pirineum multimedia- 2003
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail