© Pirineum multimedi@, 28 Diciembre, 2004 10:46 AM
Última modificación : < < < < < < < < < Diciembre 28, 2004 10:46 -->

Reportajes
Actualidad

Gastronomía artesana de calidad al servicio de la mujer del medio rural

AFAMMER desarrolla un proyecto Interreg que persigue la inserción laboral femenina y la puesta en valor de las producciones artesanas agroalimentarias

Ainhoa Camino. Jaca

Las propias mujeres que integran la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural-Aragón (AFAMMER), un día se dieron cuenta de que los embutidos, mermeladas y conservas que elaboraban en sus hogares podrían tener un valor y que se les podría extraer cierto rendimiento comercial. Con esa idea comenzaron a trabajar y lograron embarcar en su causa a las secciones aragonesa, navarra y riojana de la agrupación rural, a varias cámaras agrarias francesas y a la Federación de Mujeres de Europa, también gala. Ahora, ya son unas 200 mujeres las que participan en una iniciativa conocida como PROVAL.

Gastronomía artesana de calidad al servicio de la mujer del medio ruralLa presidente de AFAMMER-Aragón, Anabel Lasheras, explica la filosofía de proyecto: “PROVAL es un proyecto de valorización de productos agroalimentarios artesanales transpirenaicos y de desarrollo territorial, con una duración de tres años, finalizará en septiembre de 2005, y que se desarrolla en Aragón, Navarra, La Rioja, y los departamentos franceses de Hautes Pyrénées, Haute Garonne y Ariège”.

Lasheras apunta que la elección de los territorios vino delimitado por el hecho de que PROVAL es una iniciativa incluida en los proyectos Interreg IIIA, lo que supone “implicar a territorios fronterizos”.

El proyecto comenzó su gestación y desarrollo en 2003, con una inversión global de 1.031.000 euros. El FEDER aporta la mitad, y el resto es cofinanciado entre los gobiernos autónomos, en el caso de España, y por las cámaras agrarias, en el caso francés.

Lasheras explica que “las propias mujeres fueron las que se dieron cuenta que en los medidos rurales existen muy buenas materias primas, pero no se les saca valor, no se vende de forma adecuada, y lo que nosotros queremos decirles a las mujeres es que esos productos sí tienen valor y se pueden comercializar”. Además, AFAMMER quiere lograr otros objetivos con este proyecto: “Queremos poner en valor las producciones artesanas agroalimentarias, dar confianza y autoestima a las mujeres que elaboran esos productos y queremos potenciar las relaciones comerciales de este mercado que existen entre ambos países, ya que hay productos elaborados en España que se venderían muy bien en Francia y vicerversa”.

Para lograr estos fines, PROVAL incluye formación y aspira a impulsar la inserción laboral de las mujeres o la creación de pymes. De hecho, como señala la presidenta de AFAMMER-Aragón la actividad de 2004 se ha centrado, principalmente, en el desarrollo de cursos, como de manipulación de alimentos, de elaboración de embutidos y conservas o de repostería y enología. Una vez cubierto el aspecto formativo, a partir de ahora, los esfuerzos irán dirigidos a la creación de una página web y de un catálogo de los productores artesanos que existen en cada territorio, además de impulsar y afianzar la distribución y comercialización de esos productos, en el mercado en general.

Prórroga y buena respuesta

Las diversas entidades que participan en PROVAL han valorado muy positivamente los logras alcanzados hasta la fecha con el desarrollo del proyecto. “Están participando unas 200 mujeres, siendo una treintena las procedentes de Aragón, principalmente de Huesca y alguna de Zaragoza; pero en realidad es un proyecto muy flexible y participativo, ya que si hablamos de la formación que hemos dado relacionada con PROVAL, estaríamos hablando de la participación de unas 500 mujeres; y si tenemos en cuenta las que han estado en alguna otra actividad del proyecto, llegaríamos a las 2.000, sólo teniendo en cuanta las de la comunidad aragonesa”, comenta Anabel Lasheras.

Por ello, la intención de AFAMMER y las cámaras agrarias galas es la de prorrogar el proyecto, más allá de septiembre de 2005, fecha en que está previsto finalizar el proyecto. “Así, podríamos ahodar en los canales de distribución y comercialización de los productos, que es uno de los puntos más complicados, ya que algunas artesanas tiene una capacidad de producción muy limitada”, apunta la presidenta. En principio, y según comentan desde AFAMMER, unos 200 artesanos de Aragón, Navarra, La Rioja y Hautes Pyrénées, Haute Garone y Ariége estarían dispuestos a completar esta iniciativa.

 

© Pirineum multimedia. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL

 
 
© Pirineum multimedia- 2003
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail