© Pirineum multimedi@, 10 Diciembre, 2004 9:25 AM
Última modificación : < < < < < < < < < Diciembre 10, 2004 9:25 -->

Reportajes
Actualidad

Optimismo y satisfacción en el pirmer “puente blanco”

El puente de la Constitución y la Inmaculada se ha saldado con una balance muy satisfactorio, aunque nuevamente los problemas para acceder a los centros invernales empañaron algo el balance del primer puente de la temporada invernal. Sin embargo, el optimismo reina tanto entre los responsables de las estaciones de esquí oscenses que abrieron sus instalaciones, Astún, Candanchú y Cerler, ya que recibieron cerca de 70.000 esquiadores, como en el sector hostelero, ya que la ocupación registrada en el Pirineo rondó el 90%.
Texto: Ainhoa Camino

Estos datos hacen que en el Pirineo se mire con optimismo a la campaña invernal que acaba de comenzar, aunque también se insiste en la necesidad de solucionar algunos problemas que se viene repitiendo en los últimos tiempos, como son las retenciones y aglomeraciones que se han vuelto a registrar en algunas vías de acceso a las estaciones y en los propios centros, a pesar de que el año pasado la Consejería de Industria del Gobierno de Aragón anunciara la puesta en marcha de un plan especial para facilitar la circulación en esos días señalados.

Sin embargo, ycomo ya se ha apuntado desde algunas localidades del Pirineo aragonés, las medidas incluídas en el plan, paneles informativos, colaboración con la emisoras locales o reforzar la atención en la entrada a las estaciones, entre otras, apenas se han puesto en marcha durante estos días. Por ello, los resultados optenidos han sido, sobre todo en el valle de Canfranc, ya que ni Formigal ni Panticosa abrieron sus pistas, de retenciones y saturación en los aparcamientos, especialmente el domingo y el lunes.

Los dos centros jacetanos han tenido una afluencia de cercana a los 50.000 esquiadores. Una cifra “ampliamente superior a la registrada el año pasado en estas misma fechas”, reconocieron los responsables de las estaciones. Sin embargo, y aunque el domingo y el lunes Astún tuviera que cerrar su aparcamiento totalmente lleno, aseguran que ni en las pistas ni en los remontes de ambas estaciones se registraron aglomeraciones, por lo que afirman que “podemos recibir mayor número de deportistas”.

Tanto desde Candanchú como desde Astún apuntan a varios factores para explicar lo sucedido. Por un lado, al hecho que señalábamos anteriormente, ni Formigal ni Panticosa abrieron sus instalaciones, por lo que numerosos esquiadores se desplazaron al valle de Canfranc para disfrutar de la nieve. Por otro, la obligación de tener que cruzar tres localidades, Castiello, Villanúa y Canfranc, antes de llegar a los centros jacetanos. Desde Astún también se señala la necesidad de ampliar su aparcamiento, pero recuerdan que “depende de más de una administración y sería bueno que hubiera voluntad por parte de todas para buscar la solución adecuada”.

Por su parte, en el valle de Benasque, la estación de Cerler tuvo 14.360 esquiadores en sus pistas y los hoteles, como en el resto de localidades pirenaicas, alcanzaron un 90% de ocupación. Ahora, las miradas están puestas en las semanas de Navidad, esperando alcanzar unos resultados similares.

 

© Pirineum multimedia. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL

 
 
© Pirineum multimedia- 2003
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail