© Pirineum multimedi@, 10 Diciembre, 2004 1:53 PM
Última modificación : < < < < < < < < < Diciembre 10, 2004 13:53 -->

Reportajes
Actualidad

Sobrarbe busca su “oportunidad blanca”

La comarca de Sobrarbe, la única de las cuatro comarcas pirenaicas aragonesas que carece de una estación de esquí, está buscando su “oportunidad blanca”. Desde hace años, existen dos proyectos que llevarían a crear una estación, de las denominadas de cuarta generación, bien en el valle de Chistau, en Punta Suelza; bien en el valle de Pineta, en Monte Ruego. Proyectos que no logran avanzar, a pesar de las reclamaciones de las gentes de esta comarca.

Los sobrarbenses son conscientes de que para lograr la instalación de un centro de esquí en su territorio deben elegir entre ambos proyectos. Por ello, y con la intención de conocer el más favorable, la Comarca encargó un estudio a la empresa ARPA Consultores, con el fin de ellos realizasen el “Análisis socioeconómico de las Pistas de Esquí de la comarca de Sobrarbe”.

Difícil decisión

Val de Chistau. © Pirineum multimedia. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIALLa elección no parece sencilla. Por un lado, Punta Suelza, en los términos de Tella-Sin y Gistaín, sería la estación más alta del Pirineo oscense, alcanzando los 2.900 metros de altitud, y, según se observa en el anteproyecto, tendrían cabida más de 40 pistas, en 236 hectáreas de superficie esquiable, con 10.124 metros de desnivel y una pendiente media del 23%. Sin embargo, los accesos desde el valle Chistau son malos y su acondicionamiento requeriría una inversión de 48 millones de euros o más.

Por su parte, Monte Ruego, en el término municipal de Bielsa tiene unos accesos más sencillos, la inversión calculada ronda los 540.000 euros, y ya cuenta con un proyecto de aparcamiento, que se construiría en el propio Bielsa. Las pistas constarían de 650 hectáreas, con 40 kilómetros esquiables, que se concentrarían entre los 1.680 metros que tendría el centro como cota mínima hasta los 2.600, de máxima.

Ambos proyectos se encuentran en una zona de abundantes nevadas, pero, según señalan los alcaldes de los municipios afectados, en los dos casos, “el Gobierno de Aragón tiene bloqueada la declaración de impacto ambiental”. Algo que hace pensar a los ediles que “no existe mucho interés por respaldar alguno de estos proyectos”.

Independientemente de las dificultades y del proyecto que finalmente sea el elegido, los sobrarbenses tienen claro que “debe ser una estación de las denominadas de cuarta generación; es decir, que los servicios estén en las pistas y que los desarrollos urbanísticos se registren en los localidades de los alrededores”.

© Pirineum multimedia. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL

 
 
© Pirineum multimedia- 2003
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail