© Pirineum multimedi@, 10 Septiembre, 2004 9:06 AM
Última modificación : < < < < < < < < < Septiembre 10, 2004 9:06 -->

Reportajes
Actualidad

Salen a la luz enterramientos de la Edad del Hierro y una villa romana en Yesa

La empresa Fidias Trades, de Zaragoza, lleva un mes realizando una serie de excavaciones arqueológicas a los pies del pantano de Yesa, en el término municipal de Urriés (Cinco Villas), para sacar a la luz una serie de enterramientos tumulares de la Edad del Hierro y una villa romana, que normalmente están bajo las aguas del embalse. Las excavaciones están impulsadas por el Gobierno de Aragón, que ha comentado que “son actuaciones incluidas en los planes de Yesa y no están asociadas al recrecimiento”. Los trabajos, en principio, se extenderán hasta finales de año y su objetivo, según la administración autonómica, es “conocer qué importancia y valor tienen, para decidir qué hacer con ellos”.

Las dos áreas en las que se está actuando, y que ponen de manifiesto la riqueza patrimonial e histórica que se encuentra anegada ya por las aguas de Yesa, son conocidas desde 1984, bajo el nombre de La Salada I y II. Los primeros sondeos se hicieron en 1993, con resultados positivos en el caso de La Salada II o necrópolis Arroyo Vizcarra. El arqueólogo encargado de este área, Rubén Peláez, explica que “se trata de una serie de enterramientos tumulares de forma circular y de incineración, que datan de la Edad del Hierro, sobre el siglo VI ó V a.C., aunque creemos que también tuvo alguna pervivencia en la época celtibérica y hasta en la roma”.

De momento, se han localizado 14 estructuras, todas ellas compuestas por círculos de lajas y la cista (donde se deposita el enterramiento) en medio. Sin embargo, los resultados no están siendo los esperados, ya que la mayoría de los enterramientos, tanto por la erosión del agua del pantano que normalmente cubre esta zona como por saqueo humano, no conservan ni las urnas donde se depisitan las cenizas ni los ajuares que este tipo de enterramientos suelen tener. “Hemos encontrado algún resto de cerámica y alguna esquirla ósea, pero ni botones, ni fíbulas (imperdibles) de bronce, ni armento de guerreros”. A pesar de ello, Peláez comenta que “se trata de una necrópolis de bastante importante, ya que en Aragón no son frecuentes enterramientos de estas épocas”.

Una villa romana
En las proximidades de los enterramientos se encuentran los restos de lo que parece una villa romana, originaria, en principio, de la época Alto Imperial, siglos I y II d. C. La encargada de estas excavaciones, Blanca del Real, apunta que “lo que intentamos es conocer la extensión que tienen los vestigios, ya que creemos que podría ser un conjunto más complejo que una villa”. Los trabajos están centrándose en sacar a la luz diversos muros y habitaciones. El objetivo, fijar la extensión real del poblado y conocer el tipo de población que antiguamente vivía en las inmediaciones del actual pantano.

Tanto Peláez como Del Real señalan que “las fechas y la importancia concreta lo determinarán los análisis y pruebas que se realizan en Zaragoza y será el Gobierno de Aragón, después de estudiar los informes, quien determine qué hacer con ellos”. Posibilidades que pasan por el traslado al Museo de Zaragoza o por volver a cubrirlos, ya que a partir de diciembre, aproximadamente, las aguas de Yesa volverán a cubrir éstos y otros restos que se encuentran en las inmediaciones del embalse.

   
 
© Pirineum multimedia- 2003
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail