© Pirineum multimedi@, 8 Enero, 2004 1:43 PM
Última modificación : < < < < < < < < < Enero 8, 2004 13:43 -->

Reportajes
Actualidad

Satisfacción tras el "abrazo azul" de Bruselas

Más de 2.000 personas, según fuentes de la policía belga, se concentraron el pasado 7 de diciembre frente a la sede del Consejo de la Unión Europea (UE) en Bruselas, para mostrar su rechazo al Plan Hidrológico Nacional (PHN). Con esta manifestación se culminaban las movilizaciones de la llamada Embajada Azul que durante un mes ha organizado actos contra el trasvase del Ebro y los proyectos de grandes presas. La concentración transcurrió sin incidentes y los organizadores elevaron la cifra de manifestantes hasta las 3.000 personas.
Además del apoyo que estos colectivos tuvieron en la calle, cabe destacar el compromiso político que lograron. El coordinador de los Verdes en el Parlamento Europeo, Gianluca Solera, presentó un manifiesto firmado por 130 eurodiputados de seis grupos parlamentarios -todos los representados en la Cámara menos el Partido Popular Europeo (PPE)- en el que se exige que no se financie con fondos europeos el PHN, ya que será un "precedente negativo en la sostenibilidad de Europa".
El texto será entregado en los próximos días a los presidentes de la Eurocámara, Pat Cox, y de la Comisión Europea, Romano Prodi, y en él se detalla el impacto que tendrán las obras del PHN en las zonas de los Pirineos, el delta del Ebro y la costa levantina. Solera reclamó ante los manifestantes que se congregaban frente a la sede del Consejo de la UE, que los quince se comprometan por la cultura del agua, única política, a su juicio, "democrática y sostenible" para el Medio Ambiente. "La Europa que queréis construir está aquí", indicó el político ecologista a los líderes europeos.
"Cultura del hormigón"
Por su parte, el profesor de la Universidad de Zaragoza, Pedro Arrojo, criticó la "vieja cultura del hormigón y la corrupción" que prevalece con el PHN y arremetió, en especial, contra el comisario de Política Regional, Michel Barnier, por su apoyo decidido a la subvención europea del trasvase Júcar-Vinalopó. "Su autismo es inaceptable cuando se destruyen deltas y costas", espetó Arrojo, quien subrayó que el PHN supone una "quiebra anunciada y fraudulenta" que se sustentará de la financiación pública europea, si finalmente es aprobada por Bruselas.
La mayor parte de las pancartas del acto estaban dirigidas contra la construcción del embalse aragonés de Yesa. El alcalde de Artieda , Luis Solano, recordó que un grupo de ciudadanos lleva 42 días de ayuno contra este plan. "No vamos a consentir arruinar el futuro de nuestros pueblos. Dejadlos vivos para nuestros hijos", reclamó.

   
 
© Pirineum multimedia- 2003
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail