© Pirineum multimedi@, 8 Enero, 2004 1:33 PM
Última modificación : < < < < < < < < < Enero 8, 2004 13:33 -->

Reportajes
Actualidad

Las localidades del Gállego-Sotón vuelven a reclamar la mejora de la A-132

La carretera A-132, que une Puente la Reina de Jaca con Huesca por Ayerbe, continua necesitando un plan de mejora integral. Así lo pusieron de manifiesto las fuertes lluvias que se registraron la última semana de noviembre, que provocaron importantes desprendimientos en una vía que lleva casi tres años esperando una actuación integral que ponga fin al riesgo que se registra en invierno y épocas de lluvias.
Fue en enero de 2001 cuando, a causa de un fuerte temporal de viento y lluvia, se puso de manifiesto el precario estado en que encontraba esta vía autonómica. Durante varias jornadas la carretera tuvo que permanecer cerrada, a causa de los numerosos desprendimientos que se habían registrado durante el temporal, e incluso se llegó a suspender el trasporte escolar.
Tras las quejas de los ayuntamientos de esta zona, tales como los de Murillo de Gállego, Agüero o Salinas de Jaca, el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Huesca se comprometieron a redactar un plan de mejora apenas ejecutado y en el que se llegó a plantear la necesidad de contar con un nuevo trazado para esta carretera.
Las lluvias de finales de noviembre han vuelto a poner de manifiesto la necesidad de contar con una carretera segura y de desempolvar un plan del que sólo se ha llevado a cabo la limpieza de cunetas y la instalación de mallas antiavalanchas. Desde la administración autonómica se ha explicado que la dirección general de Carreteras del Gobierno de Aragón está redactando el estudio geotécnico de la A-132, lo que permitirá la redacción del reclamado y prometido proyecto de mejora.
Cuantiosas pérdidas
La afección de la A-132, sin embargo, no fue el único desperfecto que sufrió la zona del Gállego-Sotón. El alcalde de Murillo de Gállego, Santiago Castán, cifró en unos 600.000 euros las pérdidas que la tormenta causó en este municipio y apuntó la necesidad que hubo de evacuar a un vecino y de corta, durante varias horas, la carretera local de acceso a la localidad.
Castán, no descarta solicitar este próximo 5 de diciembre la declaración de "zona catastrófica" para poder contar con ayudas que lleven a Murillo a retomar su estado normal. De momento, el alcalde ya se ha puesto en contacto con la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) y con la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), para que colaboren económicamente en la recuperación de la localidad.

   
 
© Pirineum multimedia- 2003
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail