© Pirineum multimedi@, 8 Enero, 2004 1:27 PM
Última modificación : < < < < < < < < < Enero 8, 2004 13:27 -->

Reportajes
Actualidad

Plan "renove" para el Camino de Santiago aragonés
Texto y foto: Ainhoa Camino. Jaca

El Camino de Santiago aragonés parece que está ante una nueva etapa. Los aires nuevos para esta ruta, Patrimonio de la Humanidad, podrían comenzar en breve, empleando como excusa la posible celebración de los actos inaugurales del Año Jacobeo 2004. La idea es coordinar a todas las administraciones, instituciones y asociaciones relacionadas con el itinerario santo para crear un programa de trabajo que lleve a potenciar el Camino aragonés, tanto en su aspecto patrimonial, como en el cultural y económico, de una manera definitiva.

Para poner en marcha el programa se ha creado un grupo de trabajo en el que participan las direcciones generales de Patrimonio Cultural, Cultura, Turismo y Medio Ambiente, con sus respectivos técnicos, el Ayuntamiento de Jaca, las comarcas de Alto Gállego, Jacetania y Cinco Villas, las asociaciones Amigos del Camino de Santiago de Aragón y Sancho Ramírez de Jaca, el departamento de Historia Medieval de la Universidad de Zaragoza y las diputaciones provinciales de Huesca y Zaragoza. Un amplio elenco de entidades que por primera vez quieren desarrollar un plan conjunto y coordinado en la ruta jacobea de Aragón.

Esta nueva perspectiva tiene esperanzados a los responsables de las comarcas por las que discurre el itinerario, sobre todo en la Jacetania, donde más kilómetros se concentran. Sin embargo, en este territorio y viendo los despropósitos que hasta la fecha se han venido haciendo, el consejero de Cultura de la Jacetania, Alfredo Solano, señala que "nuestra intención es recuperar el Camino como elemento vertebrador de esta comarca, en ello vamos a poner todo nuestro empeño y nuestros esfuerzos, pero lo primero es ver qué disposición tiene el Gobierno de Aragón y con qué medios económicos va a apoyar este plan". Para despejar estas incógnitas hay una sesión de trabajo programada próximamente entre dirección general de Patrimonio y la comarca.

Plan polifacético

El programa de trabajo que se quiere articular tiene previsto actuaciones en el itinerario, propiamente dicho, y en su patrimonio asociado, basándose en el inventario de puntos de interés que se ha creado, así como poner en marcha un amplio programa de actuaciones culturales. Pero, la idea es crear un plan "continuado, polifacético y con prioridades", señala el arqueólogo, historiador y miembro del grupo de trabajo José Luis Ona.

Por lo tanto, las primeras actuaciones irán encaminadas a atender las necesidades del camino y del peregrino. "Recuperar, señalizar y equipar el itinerario, tanto en el Somport como en el Puerto de Palo (Valle de Hecho)", apunta Alfredo Solano.
La delimitación de la Ruta Histórica del Camino de Santiago que está a punto de sacar el Gobierno de Aragón va a ser una importante herramienta de trabajo para esa labor. "Las mejoras deberían coincidir con ese itinerario, que va a incluir tramos novedosos", señala el arqueólogo. Entre las primeras intervenciones, José Luis Ona destaca "la habilitación o mejora de los tramos nuevos, siendo el más largo, con 10 kilómetros, el comprendido entre el Hospital de Santa Cristina de Somport y Canfranc Pueblo". Además, y por seguridad del peregrino, se han eliminado algunos tramos que discurrían por la vera de la carretera. Los más peligrosos, el arcén de la boca sur del Túnel de Somport, el Puente sobre el río Gas a la salida de Jaca y el tramo entre Santa Cilia y Puente la Reina.

Por otro lado, se quiere poner fin a una de las carencias más notables de esta ruta jacobea, la falta de albergues. "De cara al próximo Año Jacobeo está previsto que se registre un notable incremento de peregrinos, y como una medida de urgencia y transitoria, pero que reconoce esa carencia, se van a poner al servicio de los caminantes los Albergues Juveniles", explica Ona. Lo ideal, según el historiador, sería tener un albergue en cada pueblo que atraviesa el Camino. Aunque hay zonas en las que no existen núcleos poblaciones junto al itinerario, en las que habría buscar otras infraestructuras.

Ona comenta la propuesta que ha surgido: "Habilitar refugios fortalezas, que son edificios de cierta importancia arquitectónica, de carácter popular, ubicados a pie de camino y fuera de las áreas poblacionales, que estén en desuso o abandonados y que sean susceptibles de ser rehabilitados con pequeñas inversiones", apunta el historiador. Serían una especie de refugios libres, cuya función sería dar cobijo a los peregrinos en situaciones de extravío, cansancio o lluvia, por ejemplo. Para ello se podrían emplear "los búnkeres de la Línea P, que va de Canfranc a Villanúa, y los abundantes corrales, bordas y algún que otro molino que hay a partir de Jaca".

 

 


   
 
© Pirineum multimedia- 2003
C/ Del Carmen, 4, 1º izda. 22700 Jaca
Tel./Fax. 974 355 386 e-mail