PUBLICIDAD
TURISMO
pirineodigital.com. publicación digital del pirineo aragonés

 

 

 

publicación digital del Pirineo aragonés

Última actualización: 21 de marzo de 2019  17:45

[ VOLVER ]

CONSULTAR HEMEROTECA

El Carnaval del Pirineo

REPORTAJE

04-febrero-2014


El Carnaval es la fiesta del desenfado bajo máscaras y disfraces llenos simbología y tradiciones ancestrales. Con el Carnaval se dice adiós a los meses de nieve, frío y oscuridad, y se da la bienvenida a la primavera, generadora de vida y época de fertilidad. Durante el largo invierno, los difuntos se hallan perdidos y el Carnaval es el momento idóneo para ayudarlos a encontrar su camino hacia el Más Allá, para que luego concedan la fertilidad necesaria para el resto del año: fertilidad de la tierra, de los animales y de los hombres. Para que se realice esta concesión, los vivos deben entrar en la nueva estación purificados, sin culpas ni vicios, tanto individual como colectivamente. Por ello, los aspectos negativos se personifican en un determinado personaje, el alma de la fiesta, que es juzgado y condenado a muerte, llevándose a la tumba las malas acciones de la población.

|
comentario0 comentarios / Suscribirse a RSSSuscribirse a RSS / síguenos en Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital  Síguenos en twitter.com/pirineodigital


FOTO: Trangas y otros personajes del carnaval de Bielsa.
El origen pagano de las fiestas de Carnaval se halla probablemente en las antiguas sociedades agrarias y cazadoras cuyas costumbres perviven en las Saturnales Romanas y bajo la posterior cristianización occidental, convirtiéndose entonces el Carnaval en un tiempo de excesos, previo a las penitencias de la Cuaresma. El Carnaval supone también una inversión de lo cotidiano, del orden jerárquico aceptado, y, por ello, nunca fue bien visto por los poderes civiles y eclesiásticos, ya que su celebración, eminentemente popular, conlleva fuertes críticas sociales, políticas y religiosas, con el agravante del anonimato que permiten las máscaras y la permisividad que reina en cualquier fiesta.

En el Pirineo, tierra de fuertes costumbres y pueblos aislados, se han mantenido ritos peculiares y extrañas celebraciones carnavaleras que han llegado hasta nuestros días, convirtiéndose en un reclamo tan cultural, como turístico. En la vertiente oscense es la Comarca de Sobrarbe la que ha conservado los ritos más ancestrales, generando, además, un ciclo festivo que, a lo largo de un mes, recorre buena parte de los valles y pueblos sobrarbenses. Algo similar sucede en la vertiente navarra, donde las celebraciones de Lantz o Lesaka han traspasado las fronteras de lo autóctono, o en la cordillera francesa, donde el Sent Pançard protagoniza una curiosa travesía por las cimas del Pirineo oscense y bearnés. Del Pirineo catalán destacan los de Solsona, aunque sean creación más reciente que los anteriormente señalados.

SOBRARBE

En Sobrarbe, el rito, la historia y la diversión se mezclan para celebrar estas fiestas que, en su mayoría, pervivieron inalterables tras la Guerra Civil y las prohibiciones franquistas, conservando su sabor popular. En muchas poblaciones de Sobrarbe se ha conservado gran parte de esta tradición a través de los personajes y símbolos carnavalescos que se mantienen de forma clara a pesar de la adaptación a los nuevos tiempos. También son numerosas las referencias a Carnavales hoy desaparecidos como los celebrados en Jánovas, Boltaña o Broto, y a otros recuperados en las últimas décadas y que muestran gran interés etnológico. En todos ellos, lo importante es divertirse, bailar y disfrutar de la magia de Carnaval.

Carnaval de Sobrarbe 2013

Gistaín: 7-9 de febrero
San Juan de Plan: 14-16 de febrero
Plan: 22 y 23 de febrero
Bielsa: 27 de febrero al 2 de marzo
Torla, Fiscal y Boltaña: 1 de marzo
La Fueva, Broto y Nerín: 8 de marzo



Bielsa celebra uno de los Carnavales más afamados y tradicionales del Pirineo oscense. Los jóvenes se disfrazan de “trangas”, personajes míticos mitad humanos y mitad animales -machos cabríos, por lo general- , que son símbolos de la virilidad y la fertilidad, y que se dedican a asustar e intimidar a quienes se encuentren en su camino. Las jóvenes van ataviadas de "madamas", con vestidos blancos y gorros adornados de cintas de colores. Son la representación de la pureza. Pero hay más personajes en las calles belsetanas: onsos, domadores, amontanos, caballés o garretas. Pero además hay un muñeco que encarna la figura del Carnaval, Cornelio Zorrila. Durante las fiestas Cornelio penderá de la fachada del ayuntamiento viendo el bullicio y la alegría. Tras los pasacalles, charangas, verbenas y resto de actividades festivas, Cornelio será “ajusticiado”, poniendo fin al Carnaval belsetano. Ver más información

En Torla el Carnaval es una bestia negra, con cuernos y cubierta de pieles, que representa todo lo malo que ha sucedido durante el año. Vive en Ordesa y allí está hasta que “El Tenedor” va a darle caza, para, posteriormente, exhibirlo, atado y humillado, por la calles del Torla, hasta que es juzgado y condenado.

En Gistaín el Muyén es la representación antropomorfa del Carnaval. Como otras "encarnaciones carnavaleras" el Muyén recorre las calles con las rondas hasta que el Domingo de Piñata es ajusticiado, dando comienzo al periodo de Cuaresma.

El Valle de la Fueva tiene una de las celebraciones más peculiares de la cordillera. Los vecinos de los pueblos del valle, disfrazados y formando una ruidosa caravana automovilística van recorriendo cada uno de los pueblos, aprovechando las paradas para reponer las fuerzas perdidas. En cada pueblo, los lugareños ofrecen comida y bebida a esta animada y bulliciosa caravana carnavalera, que sale y termina en Tierrantona.

Los mayordomos y las madamas en San Juan de Plan son los encargados de organizar una fiesta en la que se pasea al Peirot, muñeco con ropas viejas que va montado sobre un burro, junto con las rondas que van pidiendo por las casas. La quema del Peirot en la plaza Mayor marca el final del Carnaval. Antes, los mayordomos y las madamas habrán protagonizado el pasodoble “Domingo de Carnaval”, baile reservado exclusivamente para ellos y vigilado por el Melitá, especie de militar que evita que las parejas se acerquen demasiado.

Plan tiene un Carnaval más sosegado y familiar. Esta fiesta se celebra junto con las águedas y son los mozos del pueblo quienes organizan y realizan la ronda que recorre las calles de la localidad y que está dividida en grupos de edad. Por la noche se celebra el baile de disfraces.

Nerín tiene como personaje protagonista al O Carnuz. Un muñeco construido con trapos viejos y relleno de paja, que es juzgado y condenado a morir en la hoguera tras el baile. Una vez completado este trámite, en la madrugada, los vecinos recorren las calles de Nerín en una sonora esquillada.

Pirineo bearnés
Sent Pançard en la hoguera. Foto: JM Decompte
La región del Bearn es uno de los territorios del Pirineo francés que ha mantenido hasta nuestros días algunas de sus antiguas tradiciones carnavaleras. Tal es el caso del Sent Pançard, el Dios del Carnaval Biarnés, y el resto de personajes que acompañan a este personaje en su recorrido anunciador de la fiesta "de la carne y la diversión".

Además, desde el año 2004, la caravana se ha visto reforzada con la participación de localidades de la vertiente sur de los Pirineos, recuperando los lazos existentes y contribuyendo a renacer los trajes típicos de Carnaval. Pero esta "incursión" en territorio aragonés tiene su fundamento en la tradición, ya que según ésta, el rey del carnaval del Bearn consigue escapar cada año de morir quemado en la hoguera cuando su corte, una serie de disparatados personajes, lo sustituyen por un muñeco. Para huir de las autoridades francesas se refugia en el Pirineo español y cada año después de las Navidades reaparece para anunciar la llegada del nuevo Carnaval.

Así, el Sent Pançard inicia su recorrido por tierras pirenaicas anunciando la llegada del Carnaval en la vertiente española en enero. Tras este "pistoletazo de salida", el Sent Pançard comienza un itinerario a través del Pirineo hasta llegar finalmente a Pau, donde tiene lugar la Pantalonada, una aminada cabalgata de la comitiva que recorre la ciudad anunciando la llegada del dios del Carnaval y su fiesta, antes de que el Sent Pançard sea apresado.

Durante toda una semana, el rey bearnés estará cautivo en una jaula y el martes (de Carnaval) será llevado en comitiva y escoltado por La Cuaresma a un juicio, donde un mal abogado defensor no impide que un juez corrupto lo condene de nuevo a la hoguera, poniendo fin a las fiestas de Carnaval. Ver video del inicio del recorrido


Pirineo navarro

En el Pirineo navarro existen numerosas localidades que han conservado curiosas manifestaciones carnavaleras. Aquí citamos sólo algunas de ellas.

Los primeros en iniciar las celebraciones de Carnaval en el Pirineo Navarro suelen ser, por lo general, las localidades de Ituren y Zubieta. Cada año, la última semana de enero, ambos pueblos ven cómo sus calles son recorridas por unos curiosos hombres ataviados con chalecos de piel de cordero, cencerros, gorros multicolores en forma de conos y unos llamativos cencerros a su espalda. Son los “joaldun”, figuras semejantes a los zanpanzar, que recorren haciendo sonar sus cencerros las calles de Ituren el lunes y el martes, las de Zubieta.

Carnaval de Lesaka

Los Carnavales de Lantz tienen un regusto tradicional y popular. Se celebra en la calle principal del pueblo, desde el sábado anterior al miércoles de ceniza hasta el martes de Carnaval. Cuenta con sus propios persoanjes: Miel Otxin, que simboliza a ladrones y bandidos y preside las mascaradas; el torpe Ziripot y el inquieto Zaldiko. El lunes y martes de carnaval, al atardecer, los txatxos recorren las calles escoltando y protegiendo a Ziripot de las acometidas del Zaldiko. El martes de carnaval se juzga y condena a muerte a Miel Otxin, que será ajusticiado y quemado en la plaza mientras a su alrededor se baila un "zortziko".

En los Carnavales de Lesaka los hombres y mujeres tiene funciones bien distintas. Mientras los hombres, en comitiva, con la cara cubierta y metidos en sacos de paja recorren las calles del pueblos, el domingo al atardecer, con vejigas infladas para perseguir a la gente, las mujeres van ataviadas de "mairuak", con sombreros de los que cuelgan tiras. También están los "goitarras", que van vestidos de blanco, con txapela y gersey rojo, con cascabeles y tocando las castañuelas.

En los Carnavales de Arantza los mozos se visten de blanco (se les llama mozorro zuriak -fantamas blancos) y lucen en la espalda pompones de colores; y en Arizkun, el hartza (oso) baja de las montañas para asustar a los niños.

En Bera, hombres y mujeres se intercambian papeles. Ellas se visten de pastores y ellos de niñeras. En Elizondo un oilarra (gallo) es escondido bajo tierra, asomando sólo la cabeza y los niños con una espada de madera van en su captura.
 

Pirineo catalán
En la cordillera catalana hay una celebración de Carnaval que destaca por encima del resto y que está considerada una celebración de interés nacional. Estamos hablando del Carnaval de Solsona, uno de los más importantes de Catalunya y que se caracteriza por haber sustituido los populares disfraces por batas de todos los colores, que parodian las que antiguamente utilizaban los tratantes de ganado. Los denominados gegants bojos (gigantes locos), que con sus brazos golpean a todas aquellas personas que salen a su paso, son otro de los elementos insustituibles del Carnaval de Solsona.


Suscríbete a nuestro RSS

Pirineodigital en Twitter

Tu opinión nos interesa...

Hay 0 comentarios a esta noticia:

Envíanos tu comentario:

Nombre (opcional)*

Acepto la claúsula de privacidad.


Normas de uso de los comentarios

  • Esta es la opinión de nuestros lectores, no la de pirineodigital.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas, o injuriantes.

  • Pirineodigital se reserva el derecho a eliminar los comentarios que incumplan estas normas o se consideren fuera de tema.

* Su nombre será publicado junto a su comentario, si no desea que el mismo quede reflejado, le sugerimos la introducción de un alias.



> pirineodigital.com es propiedad de © Pirineum editorial y comunicación
Queda prohibida toda reproducción, total o parcial, sin autorización previa.

> Quienes somos - Contactar


Síguenos en:

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital Síguenos en twitter.com/pirineodigital Síguenos en Google+ Suscribirse a RSS

> Cómo insertar publicidad
> Aviso legal y créditos
> Política de cookies

 

¡CSS Válido!