PUBLICIDAD
ACTUALIDAD
pirineodigital.com. publicación digital del pirineo aragonés

 

 

 

publicación digital del Pirineo aragonés

Última actualización: 29 de mayo de 2020  10:27

[ VOLVER ]

CONSULTAR HEMEROTECA

Secreto de sumario para la reintroducción del oso en los Pirineos

13-mayo-2020


El juzgado de Vielha (Viella) que investiga la muerte del oso Cachou, cuyo cadáver apareció el pasado 9 de abril en un barranco cercano a la localidad de Les (Arán), ha decretado el secreto de sumario. Es la primera vez que un juzgado recurre al secreto sumarial para la investigación del deceso de un oso en nuestro país, aunque no es la primera muerte de un plantígrado pirenaico que termina en los tribunales.

|
comentario1 comentarios / Suscribirse a RSSSuscribirse a RSS / síguenos en Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital  Síguenos en twitter.com/pirineodigital

Secreto de sumario para la reintroducción del oso en los PirineosEn 2004, la última osa autóctona de los Pirineos, Cannelle, cuya muerte precipitó el programa de reintroducción con osos eslovenos, caía abatida en el valle del Aspe (Francia) por cazadores miembros de la misma sociedad cinegética que diez años antes había abatido a tiros a Claude, otra hembra, en parecidas circunstancias. Un tribunal de Pau exculpó al cazador René Marqueze, pero la sala de lo Civil de la Audiencia “palois” condenó a la sociedad de cazadores de Urdos a una sanción de 53.000€ por daños y perjuicios.

“Está claro que hay indicios penales y que la juez protege la investigación para que no se puedan alterar pruebas”, asegura Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo. “Si la necropsia hubiera concluido que la muerte fue por causas naturales no habría ninguna investigación judicial”, añade Joan Vázquez, portavoz de Ipcena, el colectivo ecologista que más se indignó con el comunicado oficial del gobierno de Aran, que atribuyó el fallecimiento de Cachou a una pelea con otro oso.

Desde que surgió la noticia, las sospechas del envenenamiento de Cachou se extendieron entre el colectivo ecologista. Cachou, al igual que Goiat, era especialmente depredador de ganado y la Generalitat intentó con él una política de disuasión, aplicando un fungicida que le generara rechazo a la carne caballar.

Enfrentamiento en Aragón

A finales del pasado mes de abril, no muy lejos del valle de Arán, los tres alcaldes del valle de Chistau (Sobrarbe) solicitaban la retirada del oso Goiat, el otro gran depredador, probable causante de cuatro ataques a ganado en su territorio en apenas diez días, una vez superado su periodo de hibernación. Los alcaldes y los ganaderos del valle viven con preocupación el asentamiento allí del oso que se ha confirmado como el más sanguinario –por lo gratuitas de algunas de sus muertes- de la cordillera.

Secreto de sumario para la reintroducción del oso en los PirineosPocos días después, el Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, hacía suyas las reclamaciones de los chistabinos y volvía a solicitar la captura de Goiat y su retirada del territorio. “Y no solo eso; sino que se replantee toda la política de reintroducción”, aseguraba, no sin antes reconocer que es una especie protegida “y que yo no cuestiono el carácter de protección que tiene esta especie”.

Las entidades ecologistas más representativas en territorio aragonés, enzarzadas con el consejero en la problemática del oso desde hace años, no tardaron en emitir un comunicado en el que exigían al presidente Lambán “el nombramiento de una persona capaz y responsable para elaborar el Plan de Recuperación del Oso”, una vez demostrado, a su juicio, que Joaquín Olona, “al igual que los que le han precedido en el cargo, ha demostrado ser incapaz para afrontar conflictos ambientales que él mismo genera, así como una reiterada negligencia en el cumplimiento de la normativa ambiental”.

Los ecologistas piden un apoyo decidido a la ganadería extensiva para que pueda hacer frente a su convivencia con el oso pardo. “La presencia del oso en Aragón va a aumentar en las próximas décadas y es imprescindible que la administración ayude al sector ganadero a adaptarse a esta circunstancia sin que sean los paganos de la situación”, añadían en el escrito.

Toda esta polémica, en sus diferentes ámbitos, ha coincidido con la publicación de los datos sobre la población de oso pardo en los Pirineos que, a 31 de diciembre de 2019, según el Grupo de Seguimiento Transfronterizo, contaba con 52 ejemplares, 12 más que en el balance del año anterior y la cifra más alta desde hace prácticamente un siglo.

El área de distribución del oso se extiende principalmente por los Pirineos centrales (7.800 km2), donde están el 80% de los ejemplares (Cataluña y, en menor medida, la zona oriental de Aragón). En los Pirineos atlánticos se han localizado las hembras Sorita y Claverina, y los machos Nere, Cannellito y Rodri, que recorren la muga más oriental entre Aragón, Navarra y Francia. Según las últimas noticias, Sorita habría perdido a sus oseznos, pero no así Claverina, que habría sacado adelante a sus dos cachorros, igual que Isil, Bambou, Caramelle o Fadeta, en la zona oriental.

En paralelo a toda esta profusión de noticias sobre el oso pardo en los Pirineos ha surgido también un debate en el seno del ecologismo, originado en la muerte de Cachou. Una veintena de organizaciones conservacionistas de España y Francia reclamaban a los ministerios de ambos países que se considerara la oportunidad de reintroducir ejemplares de la cordillera cantábrica y abandonar la vía eslovena, que con los años se ha demostrado muy problemática. Pocos días después, ecologistas de los Picos de Europa llamaban a la serenidad. “El oso aquí sigue siendo una especie en peligro de extinción”.

Secreto de sumario para la reintroducción del oso en los PirineosSecreto de sumario para la reintroducción del oso en los PirineosSecreto de sumario para la reintroducción del oso en los Pirineos

Suscríbete a nuestro RSS

Pirineodigital en Twitter

Tu opinión nos interesa...

Hay 1 comentarios a esta noticia:

1 | AUTOR: Asociación Fondo Natural | 14-Mayo-2020
El consejero de agricultura y Medio ambiente de Aragón, Joaquín Olona, por sus declaraciones, acciones y omisiones en el ejercicio de su cargo ha mostrado sobradamente su total incompetencia e irresponsabilidad para hacer frente a los problemas de la ganadería extensiva de montaña y a la conservación de las especies y hábitats amenazados. Exigimos cese inmediato.

Envíanos tu comentario:

Nombre (opcional)*

Acepto la claúsula de privacidad.


Normas de uso de los comentarios

  • Esta es la opinión de nuestros lectores, no la de pirineodigital.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas, o injuriantes.

  • Pirineodigital se reserva el derecho a eliminar los comentarios que incumplan estas normas o se consideren fuera de tema.

* Su nombre será publicado junto a su comentario, si no desea que el mismo quede reflejado, le sugerimos la introducción de un alias.



> pirineodigital.com es propiedad de © Pirineum editorial y comunicación
Queda prohibida toda reproducción, total o parcial, sin autorización previa.

> Quienes somos - Contactar


Síguenos en:

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital Síguenos en twitter.com/pirineodigital Suscribirse a RSS

> Cómo insertar publicidad
> Aviso legal y créditos
> Política de cookies

 

¡CSS Válido!