PUBLICIDAD
LA CARA B DEL PIRINEO
pirineodigital.com. publicación digital del pirineo aragonés

 

 

 

publicación digital del Pirineo aragonés

Última actualización: 22 de julio de 2019  18:23

[ VOLVER ]

CONSULTAR HEMEROTECA

Pastores por un día

Reportaje aparecido en la revista El Mundo de los Pirineos nº 126 de 2018 por Sergio Sánchez

15-mayo-2019


Bajo la marca La Borda de Pastores se refugia una iniciativa turística singular que tiene como objetivos la difusión de los valores de la ganadería extensiva y la cultura pastoril. La experiencia es una idea del Grupo Pastores, la cooperativa que gestiona la D. O. Ternasco de Aragón, que hace casi una década llegó a un acuerdo para arrendar por treinta años la Pardina de Ayés, un sitio paradisiaco en las faldas de la Peña Oroel, entre los pueblos de Rapún (Sabiñánigo) y Abena (Jaca).

|
comentario0 comentarios / Suscribirse a RSSSuscribirse a RSS / síguenos en Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital  Síguenos en twitter.com/pirineodigital

Pastores por un díaUna pardina es una unidad productiva y poblacional similar al baserri vasco o la masía catalana, aunque con sus particularidades. La de Ayés, con más de media docena de inmuebles puede confundirse con un pueblo. De hecho, tiene su propia ermita, como muchas de las pardinas aragonesas. El día de la fiesta “nos reuníamos hasta 60 personas, aunque los que habitábamos la  pardina, entre familia y sirvientes, no llegábamos a quince”.

Hemos tenido la suerte de acudir el día que se reúnen en la pardina de Ayés sus propietarios y antiguos pobladores, y sus descendientes. Son 28 a comer. Antes de que lleguen ya se ha marchado la familia de Bilbao que ha venido a pasar el fin de semana. “Los hijos solo quieren venir aquí. Les ponemos un mono y no paran”.

Aquí están hoy las hermanas Natividad, la que mejor memoria tiene, María Luisa y Alicia. Las tres con más de 90 años y nietas de Rosa Bara y Pedro Gil, que compraron la finca a comienzos de siglo XX con ayuda de toda la familia. “La pardina fue un empeño de la abuela. Al abuelo yo lo quería mucho, pero le asustaba tanto trabajo”, confiesa Nati. “Para poder pagarla engordaban al año diez cerdos que luego iban a vender a la feria de San Lucas de Jaca”.

Son en total 270 hectáreas, de las que 60 son de cultivo y el resto de monte. Tras varias experiencias fugaces, el Grupo Pastores encontró la pareja ideal para llevar este espacio, que gestiona un rebaño de 450 ovejas y un enclave de turismo rural con capacidad para 20 personas, dividido en cinco apartamentos (2, 4 y 6 personas). Ellos son Vicente Sancho y Teresa Nogueras, originarios de Caspe (Zaragoza), pero apasionados del Pirineo. “Tuvimos durante años la caravana aparcada en Fiscal (Sobrarbe)”. Él, ganadero; ella, arquitecta técnica y buena cocinera. “Siempre procuro explicar la arquitectura tradicional del entorno”, dice Teresa. “Me puede la formación”.

“Aquí se trata de que las familias, los colegios o los grupos de amigos vengan a interactuar, a participar del trabajo con las ovejas. Sacarlas a pastar, dar biberones a los corderos... en cada época lo que toca”. Vicente ha adaptado el ciclo vital de sus ovejas al turístico. “Echo los machos para que los partos sean en Abril, Agosto y Diciembre. Eso nos permite tener corderitos casi seis meses al año para que disfruten los críos y los mayores”, nos cuenta.

Pastores por un díaEn el rebaño se mezclan las ovejas propias y las de selección (machos o hembras) que tiene la cooperativa para avanzar en la mejora de la raza y abastecer a sus socios. Toda la finca se abastece con energía solar y con un grupo electrógeno “que intentamos se ponga en marcha lo mínimo. Si sale el sol pongo lavadoras; si está nublado me espero, jajaja”, se ríe Teresa.

La noticia estos días es que por fin el Ayuntamiento de Sabiñánigo electrificará Rapún y la Pardina de Ayés con una línea soterrada de baja tensión. El sitio es tan especial que se ha intentado evitar que las líneas eléctricas aéreas lo atraviesen. Ellos lo agradecerán, sobre todo en los momentos de alta ocupación. Y sus hijos, Andrés y Miguel, dos mellizos de 16 años que ayudan “como si cobraran”, también.

Antiguamente en la pardina había dos pares de machos, dos pares de bueyes, un centenar de gallinas y ocho cerdas de cría, recuerda Natividad. Hoy todo gira en torno a las ovejas, aunque también tienen un par de caballos, burros y varios perros, dos de ellos pastores, de raza can de chira, listos como el hambre. Son los que mejor entienden que los humanos de casa sí, pero los que los visitan no tienen ni idea de cómo relacionarse con el ganado.

“En los ambientes urbanos se ha perdido completamente la conexión con la sociedad tradicional agropecuaria. Hay quien llama terneros a las crías de las ovejas o quien piensa que dormimos en el monte”, dice Teresa. Por eso, la pardina alberga también un pequeño museo del ovino que explica unas cuantas claves.

En el entorno, las actividades más accesibles y más cercanas son la visita al roble centenario a dos minutos de la casa, en un terreno que suelen pastar las ovejas; el sendero hasta el pueblo cercano de Abena o la posibilidad de hacer “boulder” en los bloques de Rapún, unas de las escuelas de escalada más clásicas y habituales del Pirineo aragonés, equipada y señalizada.

Datos prácticos
Abierto todos los días, durante todo el año.
Tanto la actividad Vivir como pastores, como  la visita guiada o la comida deben ser reservadas previamente.
Vivir como pastores cuesta 25€ para los adultos y 12€ a los niños.
Para el alojamiento, consultar tarifas:

Cómo llegar
El acceso más sencillo es desde Sabiñánigo o desde la rotonda donde termina la autovía que viene de Monrepós (N-330). Allí veremos un desvío a Rapún e Ibort. Cruzaremos el río Gállego y los indicativos nos llevarán a la pardina de Ayés. 

Pastores por un díaPastores por un díaPastores por un díaPastores por un día

Suscríbete a nuestro RSS

Pirineodigital en Twitter

Tu opinión nos interesa...

Hay 0 comentarios a esta noticia:

Envíanos tu comentario:

Nombre (opcional)*

Acepto la claúsula de privacidad.


Normas de uso de los comentarios

  • Esta es la opinión de nuestros lectores, no la de pirineodigital.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas, o injuriantes.

  • Pirineodigital se reserva el derecho a eliminar los comentarios que incumplan estas normas o se consideren fuera de tema.

* Su nombre será publicado junto a su comentario, si no desea que el mismo quede reflejado, le sugerimos la introducción de un alias.



> pirineodigital.com es propiedad de © Pirineum editorial y comunicación
Queda prohibida toda reproducción, total o parcial, sin autorización previa.

> Quienes somos - Contactar


Síguenos en:

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital Síguenos en twitter.com/pirineodigital Síguenos en Google+ Suscribirse a RSS

> Cómo insertar publicidad
> Aviso legal y créditos
> Política de cookies

 

¡CSS Válido!