PUBLICIDAD
LA CARA B DEL PIRINEO
pirineodigital.com. publicación digital del pirineo aragonés

 

 

 

publicación digital del Pirineo aragonés

Última actualización: 21 de mayo de 2019  11:59

[ VOLVER ]

CONSULTAR HEMEROTECA

Una suite en los mallos de Riglos

Reportaje aparecido en la revista El Mundo de los Pirineos nº 126 de 2018 por Sergio Sánchez

02-marzo-2019


De las tres habitaciones de las que dispone el Hotel Rab Riglos, Cristina y Llorenç han elegido la que está a unos cien metros de la cima del mallo Colorado, con inmejorables vistas a la Hoya de Huesca y un fácil acceso desde el “parking”. Las otras dos, en la Visera y el Puro –el caprichoso saliente del mallo Pisón- requerirían un nivel más que mínimo de escalada.

|
comentario0 comentarios / Suscribirse a RSSSuscribirse a RSS / síguenos en Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital  Síguenos en twitter.com/pirineodigital

Una suite en los mallos de RiglosSolo tendrán que hacer tres sencillos largos de quinto grado. Unas dos horas. Álvaro, el botones, va de primero y detrás de él descuelga una doble cuerda para que la pareja pueda escalar al mismo tiempo. Cristina lleva cuatro años sin tocar pared y Llorenç ha estado bastante tiempo en el dique seco por una lesión de menisco. Quedaron en el refugio de Riglos para hacer el ingreso y el papeleo. Ya saben: entregar un carnet, rellenar la ficha... Los anglosajones lo llamarían breefing.

La tienda y el baño portátil están ya montados y mientras ellos inician la escalada, Víctor, del servicio de habitaciones, sube andando por la cara norte y se descuelga con todo lo necesario para una noche romántica en la pared. La mesa y las sillas, la cena... El menú es un tartar de trucha de río, migas a la pastora y ternasco. Es posible que haya fresas, pero no cava. El alcohol está prohibido en la pared.

Nada más acabar el primer largo, a Cristina le entran las primeras dudas. “¡Quién me mandaría a mí hacerle este regalo al Llorenç!”. Pero al llegar a la repisa y otear el horizonte, las dudas se desvanecen. El día no puede ser mejor y las vistas son increíbles. Son las ocho de la tarde. Víctor ha montado una línea de vida por la pared que une la tienda con el comedor –donde está la mesa- y el baño químico. Apenas hay cincuenta metros entre los tres puntos.

La hamaca-tienda está muy bien pensada. “Es muy cómoda y te da una sensación de absoluta seguridad”. Pero claro, está colgada y se mueve. Las instrucciones son precisas: En ningún momento deben soltarse o quitarse el arnés. Al principio se encontrarán raros, pero no tardarán en acostumbrarse. “Lo del sexo se nos pasó por la cabeza, pero visto lo visto, era mejor dejarlo para otro día”. Sabía decisión. El riesgo, de mediar muchas piruetas, era, con tanta cuerda, resultar ahorcado.
Una suite en los mallos de Riglos
Después de disfrutar de la cena y el paisaje, y de hacer unas cuantas fotos, Cristina cae redonda. “Es que estaba muy cansada. El viaje desde Blanes (Catalunya), la escalada...”. Total, que el relato de su experiencia se vuelve muy prosaico. “Dormí de un tirón. No me enteré en toda la noche. Es más, habíamos quedado con Víctor, que nos subía el desayuno, hacia las 8.30 de la mañana y yo abrí los ojos a las 9”. Por suerte, el horario del desayuno en el Hotel Rab Riglos es orientativo. Allí están el café, los zumos, la bollería... Magnífico despertar. “Humm, ¿el amanecer? Eh, no. Estaba dormida”.

Aunque no hay prisa en dejar la habitación, pues hay poco que limpiar, Víctor se encarga de desmontar mientras ellos inician el descenso con Álvaro por el otro lado. Solo harán un rapel, más por seguridad que otra cosa, y en seguida estarán tocando el suelo.

Para Llorenç y Cristina ha sido una experiencia inolvidable. “Son muy profesionales y la sensación de seguridad es abrumadora. A pesar de mi inexperiencia, no tuve miedo en ningún momento y disfruté muchísimo. Es absolutamente recomendable”, nos cuenta unos días después.  Habían reservado para febrero, pero el personal del hotel les recomendó retrasar la fecha y esperar a que mejorara el tiempo. Así que al final reservaron en abril, para Sant Jordi. Él no encontró ninguna rosa a mano. Pero ni falta que hacía. 

Los cuatro fantásticos

Rab Riglos Suite es una iniciativa de la empresa de turismo activo Atland Pirineos, que fue reconocida como proyecto MILE (Microempresa de Iniciativa Local Emprendedora) por el Gobierno de Aragón cuando echó a andar, en noviembre de 2015. Detrás de ella están Beatriz Bañales, Rafael García, Víctor Velillas y Álvaro Novellón.

Rafa “Animal” García es un carismático montañero que lleva 20 años escalando y abriendo vías en Riglos. Álvaro Novellón es un himalayista que ha sido distinguido en varias ocasiones por la FAM y el Consejo Superior de Deportes y que acaba de recibir el título de Técnico Deportivo en Alta Montaña nivel III, el máximo. Beatriz es máster en gestión empresarial y habla cuatro idiomas, y Víctor Velillas escala en Riglos, donde vive, desde los 13 años. Es Técnico Deportivo de Montaña en Escalada  y Guía de Aguas Bravas.

La actividad nunca ha registrado una queja o una valoración negativa. El catering lo sirven del Restaurante El Sotón, uno de los mejores de la provincia. Cuando iniciaron la actividad surgieron críticas en el mundo de la escalada y ellos rápidamente las disiparon. El Rab Riglos Suite no tiene impacto alguno. Todo se monta por la tarde y se desmonta antes de las 10.00 de la mañana del día siguiente (WC incluido). Los lugares más habituales de pernocta no son vías de escalada de uso frecuente.


Una suite en los mallos de RiglosUna suite en los mallos de RiglosUna suite en los mallos de RiglosUna suite en los mallos de Riglos

FOTOS: RAB Riglos

Suscríbete a nuestro RSS

Pirineodigital en Twitter

Tu opinión nos interesa...

Hay 0 comentarios a esta noticia:

Envíanos tu comentario:

Nombre (opcional)*

Acepto la claúsula de privacidad.


Normas de uso de los comentarios

  • Esta es la opinión de nuestros lectores, no la de pirineodigital.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas, o injuriantes.

  • Pirineodigital se reserva el derecho a eliminar los comentarios que incumplan estas normas o se consideren fuera de tema.

* Su nombre será publicado junto a su comentario, si no desea que el mismo quede reflejado, le sugerimos la introducción de un alias.



> pirineodigital.com es propiedad de © Pirineum editorial y comunicación
Queda prohibida toda reproducción, total o parcial, sin autorización previa.

> Quienes somos - Contactar


Síguenos en:

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital Síguenos en twitter.com/pirineodigital Síguenos en Google+ Suscribirse a RSS

> Cómo insertar publicidad
> Aviso legal y créditos
> Política de cookies

 

¡CSS Válido!