PUBLICIDAD
GASTRONOMÍA
pirineodigital.com. publicación digital del pirineo aragonés

 

 

 

publicación digital del Pirineo aragonés

Última actualización: 21 de septiembre de 2017  16:25

[ VOLVER ]

CONSULTAR HEMEROTECA

Nuevo impulso a la truficultura en el Alto Aragón

13-abril-2017


La Diputación Provincial de Huesca mantiene el fomento de la truficultura con una nueva convocatoria de ayudas al cultivo por valor de 360.000 euros. Las subvenciones se dirigen tanto a nuevas plantaciones como al aumento de la productividad en las ya existentes en la provincia, alrededor de 1.500 hectáreas.

|
comentario0 comentarios / Suscribirse a RSSSuscribirse a RSS / síguenos en Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital  Síguenos en twitter.com/pirineodigital

Nuevo impulso a la truficultura en el Alto AragónPara la responsable de Iniciativas en la DPH, María Rodrigo, el cultivo de la trufa es rentable en zonas que difícilmente lo serían en otro tipo de cultivos: “diversifica la actividad agraria de estas zonas y supone recuperar un producto propio del Alto Aragón”. “La truficultura”, añade, “es capaz de generar empleo, también entre los jóvenes que quieren quedarse a vivir en sus pueblos y buscan alternativas, algo que encaja con la política de apoyo al territorio que tiene la institución”.

Para la mejora de las plantaciones mediante la instalación de riego la subvención será de 2.500 euros por hectárea, un capítulo en el que además se podrán sufragar los gastos derivados de la realización de pozos y otros sistemas de traída de agua o almacenamiento. Como en anteriores convocatorias también se concederán ayudas para la instalación de nuevas plantaciones donde las especies a utilizar serán encina o roble inoculadas con tuber melanosporum (trufa negra) y que tendrán que incluir en todos los casos el cercado de la finca.

La subvención máxima para cada plantación, que debe ser como mínimo de 2.000 metros cuadrados, será de 20.000 euros. El porcentaje que aportará la Diputación será del 80 por ciento de los gastos. Los trabajos se podrán realizar hasta mayo de 2018 y, además de particulares, también pueden optar a la convocatoria ayuntamientos de la provincia que sean titulares de derechos reales de propiedad, posesión o usufructo sobre las tierras.

El cultivo de la trufa negra en el territorio altoaragonés se ha ido incrementando en los últimos añosEl cultivo de la trufa negra en el territorio altoaragonés se ha ido incrementando en los últimos años, las últimas ayudas aparecen repartidas entre más de 50 plantaciones ubicadas en municipios de las comarcas de La Ribagorza, Hoya de Huesca, Jacetania, Somontano, La Litera, Alto Gállego, Sobrarbe y Cinca Medio.

La truficultura es una actividad que lleva fomentando desde el año 2002 la Diputación Provincial de Huesca, no solo a través de este programa de ayudas sino también mediante acciones formativas destinadas tanto a agricultores como al sector hostelero, para que este también incluya este producto en sus elaboraciones. La promoción tiene su base en la degustación popular Trufa-te y la labor de investigación y experimentación en el CIET, el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura.

La investigación se centra principalmente a través de tres líneas de trabajo con el objetivo de hacer más productivos los cultivos. Una de las últimas puestas en marcha es la red de parcelas piloto que truficultores de toda la provincia han cedido y que está sirviendo para obtener datos e información acerca de la producción con diferentes tipos de suelos y climas.

Una plantación de trufa debe realizarse en un terreno que cumpla una serie de requisitos. El suelo, el entorno y el clima deben favorecer la necesaria simbiosis entre el árbol y el hongo. Es favorable el terreno situado entre los 200 y los 1.500 metros de altitud, con una franja óptima situada entre los 800 y los 1.200 metros. La trufa se adapta a una cierta carencia de agua durante el verano, pero huye de las zonas calurosas y secas. Las zonas truferas se caracterizan por unas precipitaciones de verano elevadas respecto al clima típicamente mediterráneo, y un periodo de aridez estival relativamente corto.

La productividad de la parcela mejora si está orientada al sur y con una ligera pendiente inferior al 12% generalmente. Esto permite la mecanización y evita el arrastre, porque hay que evitar las zonas encharcables, de vaguada o umbría profunda, y también los suelos muy arcillosos. El suelo debe ser fundamentalmente calizo.

Suscríbete a nuestro RSS

Pirineodigital en Twitter

Tu opinión nos interesa...

Hay 0 comentarios a esta noticia:

Envíanos tu comentario:

Nombre (opcional)*

Acepto la claúsula de privacidad.


Normas de uso de los comentarios

  • Esta es la opinión de nuestros lectores, no la de pirineodigital.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas, o injuriantes.

  • Pirineodigital se reserva el derecho a eliminar los comentarios que incumplan estas normas o se consideren fuera de tema.

* Su nombre será publicado junto a su comentario, si no desea que el mismo quede reflejado, le sugerimos la introducción de un alias.



> pirineodigital.com es propiedad de © Pirineum editorial y comunicación
Queda prohibida toda reproducción, total o parcial, sin autorización previa.

> Quienes somos - Contactar


Síguenos en:

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital Síguenos en twitter.com/pirineodigital Síguenos en Google+ Suscribirse a RSS

> Cómo insertar publicidad
> Aviso legal y créditos
> Política de cookies

 

¡CSS Válido!