PUBLICIDAD
ACTUALIDAD
pirineodigital.com. publicación digital del pirineo aragonés

 

 

 

publicación digital del Pirineo aragonés

Última actualización: 20 de julio de 2017  16:35

[ VOLVER ]

CONSULTAR HEMEROTECA

25 años alimentando Quebrantahuesos

13-marzo-2017


El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón gestiona desde hace más de 25 años cuatro instalaciones para la alimentación del quebrantahuesos, ave especialista en huesos y restos óseos en peligro de extinción que tiene uno de sus últimos refugios naturales en los Pirineos.

|
comentario0 comentarios / Suscribirse a RSSSuscribirse a RSS / síguenos en Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital  Síguenos en twitter.com/pirineodigital

Comedero Escuaín. Foto: Eduardo ViñualesSe trata de cuatro puntos de alimentación específicos para este animal salvaje, aunque manifiestamente dependiente debido al cambio de los usos agro-ganaderos, que están situados en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en el valle de La Garcipollera, y en los montes de Ansó y de Torla, todos ellos vallados, pero con un funcionamiento y trabajo distinto al resto de “muladares” de la Red Aragonesa de Comederos de Aves Necrófagas (RACAN) para alimentación de buitres y otras aves carroñeras.

De estos cuatro comederos selectivos o puntos de alimentación suplementaria para el quebrantahuesos, el más veterano de todos es el situado dentro de los límites del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, habilitado en 1990. Según informa el Gobierno de Aragón en nota de prensa, allí, en cada aporte se depositan entre 100 y 120 kilos de subproductos animales no destinados al consumo humano como patas y huesos, traídos de mataderos de Escalona, Binéfar, Monzón y Huesca. Éstos son previamente lavados con agua a presión para eliminar los ectoparásitos o fungicidas, en los cascos de las patas. Las cifras anuales oscilan entre los 10.000 y 14.000 kilos en un abanico de 80-100 días de aporte.

En el comedero para quebrantahuesos del valle jacetano de La Garcipollera el aporte es muy similar, con unos 10.000 kilos al año de comida procedente de restos óseos de cerdo, cordero y ternera, explica el Gobierno de Aragón. El alimento se deposita dos días a la semana, dentro de un recinto cerrado y protegido que evita la entrada de depredadores terrestres. En este enclave se obtienen unas 1.500 detecciones de quebrantahuesos anuales, tanto de observaciones directas de los ejemplares marcados, como de señales recibidas por los receptores VHF que portan algunos animales. De hecho, este comedero es muy importante para el estudio y la conservación, ya que además aporta la información de más del 80% de la población marcada en el Pirineo, muy por encima de los datos obtenidos en los otros tres comederos existentes. En este caso, el trabajo del APN José Antonio Sesé, un gran especialista en quebrantahuesos con varias publicaciones en su haber, es el que destaca por encima del resto.

Comedero Escuaín. Foto: Eduardo ViñualesSupervivencia, reproducción, observación

Todas estas actuaciones coordinadas son de vital importancia para garantizar la supervivencia de los ejemplares juveniles de una especie amenazada que vive asociada a la ganadería extensiva en zonas de alta montaña, así como de gran ayuda a la mejora de la productividad de las parejas reproductoras que inician su larga incubación ya en los meses más fríos del año, cuando todo el entorno natural está nevado y con temperaturas bajo cero.

Estos cuatro puntos comederos para quebrantahuesos de Aragón son, además, extremadamente útiles para el control de la población y para la realización de trabajos de marcaje que permiten obtener datos demográficos fundamentales en la gestión y protección de la especie. En cada día de aporte, los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón realizan las correspondientes observaciones que son anotadas en un ficha técnica de seguimiento donde se reflejan las especies avistadas –buitres, alimoches, águilas, córvidos- el número de individuos y si éstos están marcados o no.

Por otra parte, el punto de alimentación suplementaria del Cebollar de Torla, de menor volumen en aportes alimenticios, es utilizado fundamentalmente como punto de fotografía al que acuden fotógrafos, cámaras profesionales, televisiones y naturalistas de todo el mundo tras haber sido seleccionados por concurso y haber sido autorizados expresamente por parte del INAGA (Instituto Aragonés de Gestión Ambiental) para la obtención de las mejores imágenes de una especie muy rara de ver en buena parte del mundo.

Todos estos trabajos de alimentación segura para la especie se enmarcan dentro de los objetivos y actuaciones del Plan de Recuperación del Quebrantahuesos en Aragón, Decreto 45/2003 de 25 de febrero, y están coordinados con las administraciones francesas de la vertiente norte y con las comunidades autónomas pirenaicas vecinas, mediante un protocolo común de actuación.

El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es un de las aves más singulares y emblemáticas del conjunto de la avifauna mundial, la cual se alimenta exclusivamente de huesos, lanzándolos desde el aire, aunque esta pauta prácticamente la ha perdido en los Pirineos, debido a que no necesita partir el alimento que se le suministra, fundamentalmente patas de cordero.

Esta especie animal salvaje encuentra en las poblaciones del Pirineo y del Prepirineo aragonés el bastión más importante para la especie en toda Europa, con más de 120 parejas reproductoras, es decir, el 60% de los territorios habitados por quebrantahuesos en las dos vertientes de las montañas pirenaicas. En los últimos años, sin embargo, se ha detectado cierto estancamiento y un retroceso en los índices de reproducción.

Los mayores problemas ambientales que afectan al quebrantahuesos son los tendidos eléctricos, la caza ilegal, el uso de venenos, la trasformación del hábitat, el fracaso reproductor y el retroceso de la ganadería extensiva en zonas de montaña, lo que disminuye la probabilidad de reses muertas y por lo tanto condiciona el alimento disponible para esta carroñera tan especializada en su alimentación.

Fotos Eduardo Viñuales

Suscríbete a nuestro RSS

Pirineodigital en Twitter

Tu opinión nos interesa...

Hay 0 comentarios a esta noticia:

Envíanos tu comentario:

Nombre (opcional)*

Acepto la claúsula de privacidad.


Normas de uso de los comentarios

  • Esta es la opinión de nuestros lectores, no la de pirineodigital.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas, o injuriantes.

  • Pirineodigital se reserva el derecho a eliminar los comentarios que incumplan estas normas o se consideren fuera de tema.

* Su nombre será publicado junto a su comentario, si no desea que el mismo quede reflejado, le sugerimos la introducción de un alias.



> pirineodigital.com es propiedad de © Pirineum editorial y comunicación
Queda prohibida toda reproducción, total o parcial, sin autorización previa.

> Quienes somos - Contactar


Síguenos en:

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital Síguenos en twitter.com/pirineodigital Síguenos en Google+ Suscribirse a RSS

> Cómo insertar publicidad
> Aviso legal y créditos
> Política de cookies

 

¡CSS Válido!