© Pirineum multimedi@, 14 Marzo, 2002 10:43 AM
Editorial
Reportajes
Actualidad
Preocupación por el retraso de la limpieza de los ibones oscenses
Los alcaldes temen que los 300 millones se pierdan y los tengan que aportar los ayuntamientos
Texto y fotos: Ainhoa Camino
Octubre 2000

"Tenemos miedo de que el dinero se pierda y al final todo quede como está ahora o lo tengamos que pagar nosotros", comenta el alcalde de Canfranc, Víctor López. Él es uno de los cuatro munícipes de la cordillera oscense que el año pasado firmó un convenio con la Confederación Hidrográfica del Ebro para efectuar la limpieza y el acondicionamiento de varios ibones pirenaicos que se han visto afectados por construcciones hidroeléctricas. Según el acuerdo, se destinaban 312 millones de pesetas para esta actuación. La mitad era para la adjudicación del proyecto de limpieza, que se tenía que efectuar antes de que el año 1999 finalizara. La otra parte, para la ejecución del mismo, a realizar durante el 2000.
A dos meses de que termine este año 2000, ninguno de los 10 ibones afectados por el convenio se ha visto mejorado, limpiado o acondicionado. Tampoco se ha desarrollado ninguna de las acciones de mejora proyectadas para las riberas de los ríos. "Todo sigue como estaba", señalan los munícipes de Sallent de Gállego, Panticosa, Bielsa y Canfranc. Las cuatro localidades pirenaicas que se adhirieron a este convenio, que en su día ya fue bastante mal calificado por los alcaldes de la cordillera que vieron cómo de los 3.000 millones que se iban a destinar para toda la comunidad de Aragón, 1.500 correspondían a la provincia oscense y sólo 312 eran para los lagos de las montañas oscenses.
El convenio fue adquirido entre la CHE, la Diputación General de Aragón, Ibercaja, Eléctricas Reunidas de Zaragoza y Energías de Aragón. Pero, según los términos que se recogen en el acuerdo, el organismo de cuenca es el que aporta 85 por ciento de la inversión. Una cantidad, que según señalaron los responsables de la Confederación, se iba a sufragar por medio de fondos estructurales.
Precisamente, este dinero, proveniente de la Unión Europea, parece ser el culpable del retraso de la limpieza y acondicionamiento de los ibones y riberas oscenses. Según han manifestado fuentes de la CHE, "hay dificultades derivadas de la tramitación de las solicitudes de los fondos europeos. Los proyectos no están bloqueados, simplemente estamos a la espera de la confirmación de la provisión de financiación de la Unión Europea".
Esta excusa no convence a ninguno de los trece ayuntamientos que se verían beneficiados con la realización de este plan. Pero menos aún a los responsables municipales de Canfranc, que ven cómo el retraso de este proyecto puede influir negativamente en la puesta en marcha de la explotación turística del Carretón de IP. Un vagón que asciende, por un desnivel de 1.000 metros, desde el municipio hasta el circo del ibón de Ip, donde están el antiguo albergue, los barracones que servían de almacén y el resto de infraestructuras que se levantaron para represar las aguas del ibón, "además de todos los restos de materiales que allí se dejaron, que no sirven para nada y que se iban a limpiar con este convenio", matiza Víctor López.
El proyecto de uso turístico del carretón va a buena marcha. "El estudio ya está terminado y seguramente encargamos el proyecto técnico en el próximo pleno de noviembre", explica el munícipe canfranqués. "Así, que si tenemos más inversores, en menos de un año podríamos estar trabajando allí, sin saber si los 88 millones que ya hemos aprobado para la limpieza de los escombros nos van a llegar o los vamos a tener que poner nosotros al final", critica López.
En su opinión estas "largas" del organismo de cuenca "pueden ser por cualquier cosa". "Lo importante y lo que deben aclarar es la razón por la que se han retenido esos fondos, si es que existen, porque somos muchos los que estamos esperando esa inversión, que en nuestro caso servirá para desarrollar un proyecto, que como mínimo, tiene un interés comarcal", insiste el alcalde canfranqués.

Echar la toalla

El alcalde de Canfranc no es el único que desconfía de la existencia de esos fondos. El primer edil de Bielsa, Antonio Escalona, también ha señalado estar "desconcertado" con la veracidad del convenio. "Desde que lo firmamos, en abril del 99, nadie se ha puesto en contacto con nosotros, ni nos han dicho nada. No tenemos ni idea de las intenciones que llevan", comenta ácidamente el alcalde belsetano. En su opinión los fondos, "o se han destinado a otra cosa o ni siquiera existen". Además, Escalona recuerda que "con esa cantidad que nos habían asignado (3 millones para los ibones Marcoré y Urdiceto), no tenemos ni para empezar. Otra cosa es que nos hubieran dado los más de 400 millones que han destinado al río Vero a su paso por Barbastro o los 300 del Cinca en Fraga". Ellos, al contrario que los de Canfranc, no tienen planteado ningún proyecto turístico en sus ibones, y, además, según apunta Antonio Escalona, "hemos echado la toalla, ya nos hemos olvidado y todo de esa aportación insignificante, que nos no sirve ni para enterrar todo lo que allí arriba lleva olvidado desde hace más de 20 años".