pirineodigital.com. publicación digital del pirineo aragonés

 

 

 

publicación digital del Pirineo aragonés

Publicado el 20/03/2017

Tribuna abierta

 

Sargantana: 30 años de educación ambiental y desarrollo sostenible

Sargantana se constituyó como cooperativa de educación ambiental y tiempo libre en el año 1987, una vez planificada su creación en un año lleno de actividad y trabajo, 1986.

Sargantana dio los primeros pasos comparando el Refugio de Canfranc en enero de 1.988.

 

“Unos estudiantes procedentes de los valles de Canfranc Benasque junto con otros de Zaragoza y del País Vasco nos encontramos en la escuela de Magisterio de la Universidad de Zaragoza y además de hacernos amigos y conseguir ser maestros, diseñamos un proyecto de autoempleo que ahora cumple 30 años”

 

En la década de los 80 Sargantana fue pionera como modelo de autoempleo.

 

“Queríamos trabajar en educación, la educación formal era demasiado formal para nosotros, además eran años donde era casi imposible acceder al sistema público de educación. Nosotros queríamos vivir en nuestros pueblos del Pirineo y aportar criterios de sostenibilidad en el Pirineo Aragonés. Creamos una empresa de economía social para fabricar nuestro propio empleo, para educar con criterios de responsabilidad a los niños y jóvenes, para implementar modelos de desarrollo sostenible en el Pirineo”.

 

Como cualquier iniciativa de autoempleo, los inicios fueron tan duros como ilusionantes.

 

“No disponíamos de capital, ni tan siquiera de algo de dinero, pretendimos crear un modelo de negocio basado en la educación ambiental y el tiempo libre cuando estos temas, en los años 80, sólo eran acciones de voluntariado por las que nadie pagaba. Cuando presentábamos nuestro modelo de negocio solo escuchábamos comentarios del tipo: que majos, que ilusión tienen, sigue habiendo jóvenes comprometidos; pero nadie invertía ni financiaba nuestras ideas.


Sargantana dio los primeros pasos comparando el Refugio de Canfranc en enero de 1.988.

 

“Nos dimos cuenta que necesitábamos diversificar nuestros ingresos. No había cultura de pagar por la educación ambiental ni por el tiempo libre. Sin embargo, la gente estaba dispuesta a pagar algo por la comida y por dormir. Entonces basamos nuestro modelo de subsistencia (ahora lo llamaríamos modelo de negocio en precario), en la gestión del Refugio de Canfranc. Conseguimos adquirirlo con un contrato de compraventa a plazos y con un interés que más vale no contar, porque duele. Con mucho esfuerzo, con muchas horas de trabajo y pasando más de tres años sin percibir un salario conseguimos comprarlo”.

 

Las primeras propuestas de Sargantana en el Refugio Sargantana de Canfranc fueron programas de aulas en la naturaleza, viajes de fin de curso, semanas blancas para escolares, campamentos de verano, rutas por el Camino de Santiago, campos de trabajo.

“Teníamos que conseguir llenar la casa todo el año, para ello configuramos programas de actividades que empezamos a comercializar en Zaragoza, donde abrimos una oficina para mantener contacto con nuestros clientes: colegios, asociaciones juveniles, clubs de tiempo libre, talleres ocupaciones, servicios públicos de juventud”.

 

Analizando esta realidad con perspectiva Sargantana se convirtió en un modelo innovador, ya no sólo del autoempleo, sino de la creación de producto turístico basado en la experiencia y en el significado.

 

Sargantana se convirtió en un modelo innovador, ya no sólo del autoempleo, sino de la creación de producto turístico basado en la experiencia y en el significado.

“Es curioso comprobar como conceptos encontrados en aquellos momentos desde la ilusión, el sentido común, la optimización de los recursos de nuestro entorno, el trabajo en red con los habitantes de los Valles para confeccionar propuestas; son muy similares a los retos del turismo actual: creación de producto, experiencia por encima de alojamiento, redes de cooperación para crear productos conjuntos, eso sí en aquella época no existía el mundo digital”.

 

En el año 1.989 Sargantana CREA su Escuela de Tiempo Libre para formar educadores de educación ambiental, monitores y directores de colonias y campamentos.

 

“Empezamos a tener demanda, necesitábamos tener educadores y monitores y además queríamos crear empleo en los Valles del Pirineo, para ello necesitábamos empezar a formar a otras personas. Creamos la Escuela de Tiempo Libre Sargantana, para ello fue necesario crear una asociación cultural, ya que le legislación no permitía crear una escuela de tiempo libre desde una estructura empresarial, aunque ésta fuera de economía social”.

 

En la década de los 90 Sargantana amplía su actividad. En colaboración con el Ayuntamiento de Villanúa abre al público la Cueva de las Güixas (cerrada a visitas desde la guerra civil). Fueron 16 años de gestión que supusieron la puesta en valor de las mismas con una alta calidad.

 

“Quisimos trasladar a un producto turístico los valores de la educación ambiental. Es decir, las visitas debían ser limitadas y guiadas. El objetivo era contemplar, pero además descubrir y sobre todo enseñar. Todavía hay personas que nos recuerdan con la pizarra explicando el proceso químico de disolución de la caliza. Era muy gratificante escuchar a la salida expresiones como: la cueva es fantástica, pero la explicación todavía es aún mejor”.

 

Sargantana ha liderado la formación a nivel estatal de los guías de Cuevas en cursos nacionales de Interpretación que han sido impartidos a sus guías y gestores.

 

Además, empezamos a desarrollar otros proyectos de trabajo como el programa de formación para los nuevos emprendedores rurales: los propietarios de casas de turismo rural.

 

“Establecimos una alianza con Tural (asociación pionera del turismo rural en España junto al programa de Turismo Verde de la Diputación de Huesca). Tural tuvo muy claro desde el inicio que un buen servicio pasaba por la formación. Tuvimos que crear un modelo de formación de conceptos turísticos aplicado a habitantes de pequeños pueblos, tuvo que ser muy de sentido común, muy vivencial. Fue curioso porque más que formadores éramos facilitadores para estructura el gran saber de aquellos alumnos tan maravillosos”.

 

Fue tal el éxito de aquella experiencia que Sargantana se convirtió en asesora de otros programas de turismo rural de ámbito nacional. De alguna forma nuestro modelo de negocio ya se componía de: educación ambiental, tiempo libre, gestión del Refugio de Canfranc, gestión de la Cueva de las Güixas, formación, asistencia técnica (o consultoría).

 

“Fuimos contratados por la asociación de turismo rural Isla Bonita de la isla de La Palma y durante tres años acompañamos el proceso de creación de otro modelo de desarrollo rural en España. También dimos infinidad de charlas y cursos en Extremadura, Galicia, Castila León, Comunidad Valenciana, Andalucía,…)

 

I


mplementamos nuestra actividad extendiendo nuestros programas a la Residencia de Panticosa (Diputación de Huesca), al albergue Nuestra Señora del Pilar (Villanúa), al albergue de Canfranc (Gobierno de Aragón). Sargantana era ya uno de los referentes en educación ambiental y tiempo libre de España.

 

“Conseguimos muchos clientes, ya no sólo de Zaragoza, sino del resto de Aragón, de Madrid, de Valencia, de Andalucía, del País Vasco, de Galicia, de Canarias. Recordamos con cariño nuestros viajes promocionales, en el otoño, en la época de menor actividad, con nuestra furgoneta, recorriendo España, visitando colegios, servicios de juventud, asociaciones de tiempo libre. Y siempre durmiendo en casas de nuestros clientes que ya eran nuestros amigos”.

 

Además, en esos años Sargantana se especializa en la gestión de programas de cooperación transfronteriza y de programas europeos.

“Siempre tuvimos la visión de un Pirineo sin fronteras. Nos dedicamos a establecer contactos con otras iniciativas de educación ambiental, con encuentros de jóvenes, con proyectos de desarrollo sostenible, con programas de asesoramiento a emprendedores agroalimentarios. Las posteriores convocatorias de programas como Erasmus, Interreg, Cosme, nos facilitaron este tipo de acciones.

 

Con el cambio de siglo, Sargantana se hace todavía más grande, incorpora un equipo de profesionales de la restauración del patrimonio y asume la gestión del Centro de Actividades de Ocio y Tiempo Libre de Campo (Valle de Benasque) y la dinamización del Centro Alurte en Canfranc. Llegando a tener contratadas en el verano de 2007 a 104 personas en el equipo de trabajo.

 

“La ilusión seguía tirando de nuestra empresa, estábamos contentos porque nuestro proyecto se ampliaba y consolidaba. Es de destacar que el empleo generado estaba ubicado en pueblos de menos de 400 habitantes y en diferentes Valles. Llegamos a generar 18.000 pernoctaciones en el Centro de Actividades de Campo o 28.000 visitantes en la Cueva de las Güixas, en un solo año”.

 

Sargantana consolida su participación activa en el asesoramiento y asistencia técnica de numerosas instituciones públicas locales, españolas y francesas, generando decenas de proyectos de desarrollo rural para potenciar la economía rural y el tejido social del Pirineo.

 

“Es muy motivante trabajar en proyectos desde su propia creación. Hemos tenido muchas ideas que han ido de cero a diez, ideas que han fraguado verdaderos proyectos en las Comarcas de Ribagorza, Sobrarbe, Somontano, Hoya de Huesca, Alto Gállego y Jacetania. Proyectos que hoy parecen innovación, pero que lo fueron hace una década: sobre turismo sostenible, sobre agroalimentación, comercialización de producto, planificación territorial, educación bilingüe”

 

Pero esta última etapa también ha afectado a Sargantana y ha reorientado de nuevo su estrategia.

 

En el ámbito de la empresa es imprescindible organizar, racionalizar y administrar. En el año 2008, como consecuencia de un crecimiento no consolidado, Sargantana debió de reorientar el modelo de negocio. No fue debido sólo a la crisis de este país sino a la necesidad de crear un nuevo modelo más eficaz, racional y sostenible en lo económico.

 

Tras 30 años, cada día empezamos la jornada con ilusiones renovadas, nuestra actividad cada vez esta más orientada a transferir nuestro conocimiento a través de programas de formación, consultoría y apoyo a los demás

“Desde el año 2008 hemos pasado momentos muy difíciles. Tuvimos que desprendernos de unidades de actividad: equipo de restauración, Centro de Actividades de Campo, Cueva de las Güixas,…. Y con ellos personas con la que habíamos compartido esfuerzo e ilusiones, sin lugar a dudas fueron momentos muy duros”

 

“Cuando los bancos nos dejaron completamente de lado como a todos, un puñado de monitores, ex trabajadores, familiares y amigos, nos prestaron parte de sus ahorros para poder seguir funcionando … qué grandes han sido!”

 

Ahora tras unos años de reorganización Sargantana se mantiene activa, llena de ilusión y ha incorporado nuevos proyectos y personas. En la actualidad Sargantana está centrada en la gestión del Refugio de Canfranc, en su dinamización con programas escolares, actividades de verano. En desarrollar programas de formación, algunos propios y otros en colaboración con el Estado y la CCAA de Aragón. En prestar servicios de consultoría: programas de cooperación transfronteriza, asesoramiento a programas a desarrollo. En la ayuda a personas con el centro Sanamente, ubicado en Jaca.

 

“Tras 30 años, cada día empezamos la jornada con ilusiones renovadas, nuestra actividad cada vez esta más orientada a transferir nuestro conocimiento a través de programas de formación, consultoría y apoyo a los demás. Este conocimiento parte de la experiencia y de nuestras ganas de aprender y renovarnos cada día”.

 

“Nuestro secreto no ha sido sólo trabajar y luchar mucho, que también; ha sido saber quiénes y con quienes nos jugábamos el futuro, la importancia de ser unos buenos socios y superar juntos los problemas y los éxitos. No es fácil educar en valores y a la vez hacer viable tu negocio.”

 

Cumplimos 30 años de educación, resistencia y solidaridad, por eso nos felicitamos.

 

En definitiva, una historia llena de valores, de experiencias vitales, de conocimiento de miles de personas, de disfrute, de satisfacción. Por aportar algunos números:


- 30 años contigo
- Más de 500 profesionales contratados
- Más de 40.000 niños y jóvenes han pasado por nuestras actividades.
- 5.000 alumnos formados en la Escuela de Tiempo Libre
- Más de 2.500 actividades educativas.
- 145 proyectos de asesoramiento a emprendedores realizados

Una historia que nos apetece compartir y divulgar con vosotros.


CÓMO LO VAMOS A CELEBRAR

 

1. Siguiendo con nuestro empeño de innovar en FORMACIÓN y para ello realizamos esta primavera un Curso gratuito de Interpretación Ambiental, financiado por el INAEM, de 430 horas de duración y con la obtención de un Certificado de Profesionalidad de validez europea.
2. Ofertando 600 plazas de colonias, campamentos, intercambios y campos de trabajo para niños y jóvenes en el verano de 2017 con temáticas sobre: escuela de escalada, aventura, medio ambiente, bilingüismo, artes marciales en la naturaleza, restauración, deporte…
3. Invitando a nuestros ex trabajadores y amigos a una fiesta que tendrá lugar el fin de semana del 16 y 17 de septiembre en el Refugio de Canfranc
4. Compartiendo en nuestra web todas aquellas fotos, imágenes, vivencias y experiencias que nuestros alumnos, niños, jóvenes y amigos quieran compartir.
5. Y agradeciendo infinitamente a todas las personas que nos han ayudado y nos ayudan, que son muchas y muy grandes!!

 

 

17 de marzo de 2017
Sargantana

 

Otros artículos:

 

· Adelpa exige que se acaben las multas 

· El centro de referencia de gestión forestal y medio ambiental, en precario

· Alegaciones contra el proyecto de la Mina Muga

· El diclofenaco puede matar entre 3000 y 6000 buitres al año

· Aínsa exige a Endesa un trato equiparable a sus beneficios en el territorio

· Biscarrués, papel mojado

· Soy el padre de Naiara

· El Pirineo, cada vez más amenazado por una red de autopistas eléctricas

· ¿A qué espera el Ayuntamiento de Jaca?

· ¿Cocinando un “Castor”?

· Un atentado al presente y al futuro

· EMPENTA ARTIEDA "Resultados del Diagnóstico"

· Asaja y SEO/BirdLife lamentan que la desidia política ignore la ganadería extensiva y ponga en peligro a los buitres

· Sargantana: 30 años de educación ambiental y desarrollo sostenible

· Ensayo ISCO, entre el avance y la perplejidad

· ADELPA continuará impulsando el cobro de tasas por utilización privativa o del dominio público local por parte de los ayuntamientos

· Declaración de los miembros de los Patronatos De Los Espacios Naturales Protegidos Aragoneses

· La masificación deportiva en los espacios naturales y sus riesgos

· Nostalgias de amianto

· Zona Zero apuesta por la convivencia de la caza y la BTT

· La Plataforma Ciudadana pro Hospital de Jaca continua su labor

· Son montañas, no desniveles

· Biescas organiza un reencuentro-homenaje a las víctimas en el 20 aniversario de la tragedia del camping

· La Plataforma Ciudadana Pro-hospital desea hacer las siguientes declaraciones

· Derrumbe de la Iglesia de Castejón de Sobrarbe

· La plaza del hematólogo ¿dónde está? Carta Plataforma Pro-Hospital de Jaca

· Buena temporada de esquí... ¿seguro?

· Comunicado de Ecologistas en Acción sobre los proyectos Muga y Yesa

· Una catástrofe evitada a tiempo

· El día más triste de Panticosa. Aniversario del fusilamiento de los cinco de Panticosa (23-11-36) por Jordi Gayet Pes

· Comunicado conjunto de los trabajadores y dirección Astún

· HECHO-ECHO, porJosé Lera Alsina

· EL SENTIMIENTO DEL PUEBLO DE TIERMAS. Adiós a la cúpula de la iglesia de San Miguel, por Leyre Sien

· SIEMPRE EN VOZ BAJA Un relato de Mª Victoria Trigo Bello

· LO CANARIL DE SUSUÉI por José Lera Alsina

· GENTE DE FABRICÓN por Natalia López Ramón

 



> pirineodigital.com es propiedad de © Pirineum editorial y comunicación
Queda prohibida toda reproducción, total o parcial, sin autorización previa.

> Quienes somos - Contactar


Síguenos en:

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital Síguenos en twitter.com/pirineodigital Síguenos en Google+ Suscribirse a RSS

> Cómo insertar publicidad
> Aviso legal y créditos
> Política de cookies

 

¡CSS Válido!