Tienda online de Pirineum editorial
pirineodigital.com. publicación digital del pirineo aragonés

 

 

 

publicación digital del Pirineo aragonés

Fecha de publicación: 19/09/2016

|
Suscribirse a Suscribirse a RSS | síguenos en Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital  Síguenos en twitter.com/pirineodigital

1914 - Adéu siau Juli Soler

Autor: Sergio Sánchez Lanaspa
Reportaje extraído del "Almanaque de los Pirineos 1910-1925" - Edición 2014. Pirineum editorial
Autorretrato. Juli Soler i Santaló (1865-1914), en la cima del Bisaurín. Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya

El 30 de abril de 1914 falleció el ilustre y admirado ingeniero catalán Julio Soler Santaló, hijo adoptivo del Pirineo aragonés por sus miles de fotografías y decenas de escritos que jalonaron sus excursiones a todos los picos y lugares importantes de la montaña aragonesa; sin olvidar su pasión por la etnografía, el arte y la cultura de los valles que recorrió y que tan bien recogió con su cámara y su pluma.

 

Juli Soler i Santaló (1865-1914), en la cima del Bisaurín. Arxiu Fotogràfic Centre Excursionista de Catalunya (sobre estas líneas y abajo)

 

Con estas líneas nos queremos sumar al dolor de la familia y amigos del Centre Excursionista de Catalunya (CEC), que prepara ya un homenaje al primer gran pirineísta español. Según la información que se nos ha facilitado, el CEC tiene previsto publicar en su famoso Butlletí una serie de seis monografías profundas y rigurosas de los valles de Gistaín, Vió-Puértolas, Bielsa, Tena, Broto y Canfranc. La junta directiva del CEC ha decidido recuperar a título póstumo estos escritos, centrados en el territorio que realmente atrapó su alma y su corazón: el Pirineo aragonés. Desde aquí, el profundo agradecimiento a nuestros amigos catalanes por esta aportación incalculable

 

La fatalidad repentina ha impedido que Juli Soler viera terminado el refugio albergue de La Renclusa, en la base del Aneto, cuyas obras está previsto finalicen el próximo verano del corriente. La construcción de La Renclusa fue un empeño del reconocido ingeniero barcelonés, que no solo estudió construcciones similares en Francia y Suiza, solicitó los permisos y obtuvo los fondos necesarios; sino que diseñó el edificio, dibujo los planos y dirigió las obras. Según parece, las obras de construcción de La Renclusa y su posterior explotación se adjudicarán al benasqués José Sayó –o Pepe el de Llausia- amigo y guía personal de Santaló, que tanto compartieron en vida.

 

Se ha ido el mejor montañero conocido hasta la fecha al sur de los Pirineos. Realizó las primeras ascensiones nacionales al Bisaurín o al Posets, y pisó probablemente todas las cumbres importantes del Pirineo aragonés y catalán. Su técnica fotográfica era extraordinaria y la empleaba no solo para inmortalizar paisajes, sino también para captar cualquier manifestación cultural y artística que se encontrara a su paso: Iglesias, retablos, casa señoriales, indumentaria tradicional (Estadilla, Hecho, Benasque, Gistaín...), procesiones (Gistaín, Guayente, Ansó, Jaca...), mobiliario antiguo... nada se escapaba al objetivo de Soler, que se acercó a nuestra tierra como montañero y aventurero; pero también como científico e ilustrado de su tiempo.

 

 

Juli Soler Santaló  y dos guías en la cima del PosetsJuli Soler Santaló y dos guías en la cima del Posets

Tanto le daba si escribía de geomorfología o citaba documentación medieval; si describía el interior de San Pedro de Siresa como un auténtico experto del Románico o si, boquiabierto, describía a las endemoniadas de Jaca en la procesión de Santa Orosia: su estilo era directo, respetuoso, culto y entusiasta. A diferencia de otros viajeros llegados de Francia, jamás criticó la comida o el tipo de alojamiento. Y eso aquí se le agradeció mucho.

 

Deja Soler i Santaló unas cuantas ideas y retos para el futuro de la montaña aragonesa, entre ellas la de señalizar la ruta al Aneto para evitar extravíos o la necesidad de realizar un estudio filológico de la lengua en los distintos valles del Pirineo aragonés. También tuvo una visión: Que Benasque será la capital montañera del Pirineo. El mejor homenaje que podemos hacer desde Aragón es tratar de seguir la senda que él ha trazado.

 

Hasta siempre Julio.

 

Un rayo fulminó a Sayó

A finales de julio de 1916, pocos días antes de la fecha prevista para la inaguración oficial del refugio de La Renclusa, José Sayó y el sacerdote y montañero catalán Jaume Oliveras guiaban a dos viajeros alemanes al Aneto. Tras hacer cima y cruzar de regreso el llamado Puente de Mahoma se desató una violenta tormenta, y un rayó fulminó a Sayó y a uno de los alemanes, que cayeron electrocutados por el precipicio. La noticia conmocionó Benasque, pues Pepe el de Llausia, como así era conocido entre sus vecinos, era muy querido.

Dos hombres en el refugio de Tuca RoyaDos hombres en el refugio de Tuca Roya

Nota de la Redacción:
El que continuaría con la trayectoria de Sayó sería su propio yerno, Antonio Abadías, que ejerció de guía y ascendió al Aneto, se dice, en 250 ocasiones, algo que le significó el nombre de "El león del Aneto".

Leñadores en una vertiente cortando madera para las vigas del regugio de la Renclusa
Leñadores en una vertiente cortando madera para las vigas del regugio de la Renclusa
Todos los reportajes:

 

Listado compketo de todos los reportajes publicados en pirineodigital.com

Reportajes extraídos de: la colección "Almanaque de los Pirineos" de Pirineum editorial

COMPRAR ALMANAQUES

Descarga el reportaje en PDF


© Textos propiedad de Pirineum editorial, está prohibida su reproducción total o parcial sin permiso expreso.


> pirineodigital.com es propiedad de © Pirineum editorial y comunicación
Queda prohibida toda reproducción, total o parcial, sin autorización previa.

> Quienes somos - Contactar


Síguenos en:

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital Síguenos en twitter.com/pirineodigital Suscribirse a RSS

> Cómo insertar publicidad
> Aviso legal y créditos
> Política de cookies

 

¡CSS Válido!