Tienda online de Pirineum editorial
pirineodigital.com. publicación digital del pirineo aragonés

 

 

 

publicación digital del Pirineo aragonés

Fecha de publicación: 27/07/2016

|
Suscribirse a Suscribirse a RSS | síguenos en Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital  Síguenos en twitter.com/pirineodigital

1935 - Merci Ansó

Autor: Sergio Sánchez Lanaspa
Reportaje extraído del "Almanaque de los Pirineos 1925-1935" - Edición 2015. Pirineum editorial
Espadrillers

El escritor Herbert Wild -pseudónimo de Jacques Deprat- pierde la vida en el Petrechema y es enterrado en el cementerio de la villa jacetana tras recuperar los ansotanos su cadáver.

 

El finalista del premio Goncourt de novela, Herbert Wild –pseudónimo literario por el que es conocido en todo el mundo francófono el geólogo Jacques Deprat- y su inseparable compañero en la montaña, el palois Henri Duboscq habían salido de Pau a las 3 de la madrugada.

 

Los dos veteranos y expertos alpinistas –ambos superaban la cincuentena- dejaron su coche en Lescun para emprender hacia las 8.00 de la mañana la invernal que tenían prevista el fin de semana pasado. Pequeño de talla, pero lleno de conocimiento –geología, filosofía oriental, micología...- el denostado doctor en geología había preparado una ruta alrededor de la Mesa de los Tres Reyes que incluía Ansabere, Petrechema y el col d’Anaye para llegar a dormir al refugio de Laberouat.

 

Sin embargo, las dimensiones engañosas del circo de Lescun los había retrasado en exceso. Tras coronar el Petrechema y rodear por el sur la gran aguja por su vertiente aragonesa son ya las 13.00 horas cuando afrontan el cresterío secundario del Petrechema. El frío no impide que los rayos del sol calienten la nieve y aumente el peligro.

 

El descenso parece complicado y el tiempo se les echa encima por lo que deciden ganar tiempo y terreno con un descenso directo por el lado norte con esquís, crampones y piolets que usan a conveniencia. Bloqueados por las rocas buscan un paso practicable. Al parecer, tras un mal gesto, Wild se engancha el pantalón con el crampón del otro pie, resbala y cae por la placa de hielo y nieve sin decir una palabra. El novelista y geólogo se golpea brutalmente con una roca, se rompe la columna vertebral y queda inconsciente.

Tres cuartos de hora después Duboscq consigue llegar a su lado. Con la cuerda y los esquís, y gracias al escaso peso de Deprat –apenas supera el 1,50 y es muy delgado-, Duboscq prepara un trineo y consigue avanzar tirando de su amigo, que recupera la consciencia: “Te pido perdón por hacerte esta faena. Creo que no valgo la pena”. En un paso difícil, el trineo improvisado se escapa de sus manos y se precipita contra una roca. Wild muere en este segundo choque, pero Duboscq sigue con su penoso transporte. Son ya las nueve de la noche. Una cabaña de pastores aparece para ofrecer un abrigo al cadáver y alejarlo de los buitres que lo sobrevuelan desde hace un buen rato. En medio de la noche, Duboscq se pierde, pero consigue llegar a... ¡Isaba! doce horas más tarde.

 

Deprat con un guía en Sarrières. Octubre de 1934. Foto: Maïte CabanneDeprat con un guía en Sarrières. Octubre de 1934. Foto: Maïte Cabanne

La guardia civil navarra no tiene competencias para recuperar el cuerpo y le recomiendan dirigirse a las autoridades de Ansó. El pueblo ansotano se pone de acuerdo para prestarle una ayuda que no olvidará y recuperar el cadáver, abandonado en una cabaña a unos 17 kilómetros de allí. Avisados por telegrama, los compañeros del Club Pyrénéen de Pau se dirigen a Ansó por Somport: Bernard Bernis, Jean Santé, Maurice Lecomte y Albert Tachot viajan para acompañar a Duboscq y proceder a las exequias tal y como había pedido Wild en caso de accidente: ser enterrado cerca de la montaña que lo viera morir.

 

Duboscq es retenido por los carabineros, que exigen una autopsia para aclarar su relato y ponerlo en libertad. El papel de Tachot, cirujano, resultará fundamental. El médico de Ansó le pide que le asista en una singular autopsia que se lleva a cabo en el porche de la iglesia. Han de serrarle el cráneo –eso dicen las crónicas francesas- y por ello, no sin dificultad, intentan mantener a los niños alejados. Muchas ansotanas se acercan mezclando curiosidad y estupor. Desde que llegó el francés acompañado de la Guardia Civil de Isaba, Ansó ha sido un hervidero. Como dirá en su relato Robert Ollivier en el Bulletin Pyrénéen, “solo faltaba Goya plasmando la escena”.

 

Confirmada la muerte accidental, Duboscq es puesto en libertad. Los lectores de Wild quedan impresionados por las coincidencias entre la muerte del escritor y los pasajes de una de sus novelas, aquella que le motivó su primer viaje a nuestra cordillera. Desde entonces, como muchos otros extranjeros, los Pirineos lo habían atrapado. Recorrió todos sus macizos y pisó todas y cada una de sus cumbres importantes.

 

Yo acuso... a Jacques Deprat

Miembro de la Société Géologique de France desde 1899, cuando solo contaba con 19 años, obtiene el doctorado en la Sorbona en 1904 tras haber estudiado la carrera en Besançon. Poco después es propuesto para el puesto de jefe del Servicio Geológico de Indochina, en Hanoi, donde se instala con su familia en 1909 y completa una remarcable obra científica.

Espadrillers Recibe varios premios nacionales e internacionales por sus trabajos en Laos, Tonkin y Yunnan (China e Indochina), pero en 1917 es acusado de fraude por sus colegas y superiores. Le reprochan haber introducido fósiles apócrifos de trilobites en sus colecciones de Indochina y de haberlos usado en sus publicaciones. Poco después es apartado de sus funciones. Tras la correspondiente investigación, el 4 de noviembre de 1919 un tribunal lo expulsa de la sociedad geológica francesa poniendo fin a su carrera científica. Sin trabajo y sin opciones de recuperarlo, Deprat regresa a Francia y se instala en Moulins, donde inicia su carrera literaria, siempre bajo el seudónimo Herbert Wild. En 1924 publica Le Conquérant y en 1926 Dans les replis du dragon, nouvelles d’Asie y Les Chiens aboient (Los perros ladran), donde relata su drama como geólogo.

Al año siguiente obtiene el premio de las letras francesas en Asia con su novela La Paroi de Glace en dura puga con La Voie Royale, de André Malraux.  Convertido en escritor de éxito publicará hasta su muerte una docena de novelas más. Una de ellas obtuvo el segundo premio del Concurso Goncourt de novela. El Coloso dormido y El Vagabundo enamorado han sido traducidas al español.

L’Ombre du Destin- 7 mars 1935. Bulletin Pyrénéen, vol. 206, avril-mai-juin 1935, pp. 63-65. Robert Ollivier.
www.pbase.com - ciencia15.blogalia.com


Nota de la Redacción:
. A la luz de los avances científicos del siglo XX (geológicos y tectónicos), la sospecha de fraude pierde poco a poco su consistencia. Deprat no había “colocado” fósiles europeos en Asía; fueron las placas tectónicas continentales las que se habían separado. El 10 de junio de 1991 la Société Géologique de France decide reintegrar a Deprat como miembro de la SGF a título póstumo. Es el único ejemplo conocido de expulsión y rehabilitación póstuma en la historia de la geología francesa. Para entonces Deprat llevaba 56 años enterrado en el cementerio de Ansó. En 1999, el escritor inglés Roger Osborne consigue con The Deprat Affair una novela de asombroso éxito.

Luto en la nieve

 

Tumba de Deprat en Ansó
Tumba de Deprat en Ansó
(...) Es una auténtica epopeya de heroísmo y dolor la vivida por Mr. Duboscq, acompañante de la víctima. En la mañana del lunes pasado conversamos con él largamente. No es el caso de narrar la tragedia de 4 horas de agonía del herido, ni los esfuerzos de su amigo para alcanzar un lugar en que obtener auxilio. Queremos solo hacer constar, y esto por encargo expreso de Mr. Duboscq, el profundo agradecimiento de este a las autoridades y al pueblo todo de Ansó, donde encontró una acogida y unos auxilios que, según él, sería difícil hallar en cualquier otro pueblo de cualquier nación. En la recogida del cadáver, en el entierro y en todo momento halló la colaboración desmedida y desinteresada, que le impresiona quizá más que su propia tragedia, vivida en la soledad de la montaña y el invierno.

 

(...) Así, y en otros términos de admiración sin límites, nos habló este caballero de Pau que volvía a su ciudad solo, con el tremendo vacío del camarada de tantas jornadas alegres frente a la naturaleza. Para expresar su gratitud y las de los Clubs Pyreneen y A. F. de Pau, a Isaba, a Ansó, escenarios de su desdicha, y a todos los españoles que han participado en su dolor, hemos escrito estas líneas. L* (La Unión, 14-3-1935)

 

* L era la firma habitual de Juan Lacasa

Todos los reportajes:

 

La Botánica en el Pirineo aragonés (1850-1925)
La Botánica en el Pirineo aragonés (1850-1925)


1931 - El Llibré de Graus, ben fe y ben baraté
1931 - El Llibré de Graus, ben fe y ben baraté


1934 -Excavado en Biescas el primer dolmen aragonés
1934 -Excavado en Biescas el primer dolmen aragonés


1931 - Sanatorios del Pirineo aragnés
1931 - Sanatorios del Pirineo aragnés


1943 - Estudiosos del Pirineo
1943 - Estudiosos del Pirineo


1929 - Cuevas de Villanúa: y la luz se hizo
192- - Cuevas de Villanúa: y la luz se hizo


1935 - Jorge Puyó, el pastor intelectual
1935 - Jorge Puyó, el pastor intelectual


1932 - Alford toma nota
1932 - Alford toma nota


1930 - La caza del Borbón
1930 - La caza del Borbón


1913 - Saroïhandy pide la palabra
1913 - Saroïhandy pide la palabra


1911 - El León deja la selva
1911 - El León deja la selva


1921 - Nuevo milagro en Lourdes: El Museo de los Pirineos
1921 - Nuevo milagro en Lourdes: El Museo de los Pirineos


1932 - Mision Ribagorza
1932 - Mision Ribagorza


OTROS

Sebastián Romero Radigales, Graus (1884-1970) Justo entre las Naciones
Universität von Jaca / Université de Jaca / University of Jaca
1910 - La muerte de Russell deja sin dueño al Vignemale
1910 - Javierre, con J, segundo tour entre los mejores
1910 - Broadway es de Marcelino
1913 - El Balneario de Tiermas, listo para el inicio de la temporada
1913 - Una gran pérdida
1914 - Adéu siau Juli Soler
1910 - Pioneros de la nieve
1914 - Pinturas de boda
1914 - Vuelven nuestras “golondrinas”
1915 - Un alud se ceba con los Baños de Panticosa
1918 - Salvoconducto para Ordesa
1918 - La Maladeta
1919 - Los hermanos Cadier, montañeros y protestantes, “padrinos” de los aragoneses
1923 - La tierra se abre en Canal
1925 - Manzanilla de los Pirineos
1925 - El pastel ruso: Un recorrido imperial
1927 - Las minas de Parzán echan el cierre
1930 - He de matar más moriscos que pulgas tiene esa dama
1931 - El Garona es aragonés
1932 - Una copa por Almarza
1933 - René Petit: Ingeniero del balompié
1933 - Fleta, de Miguel a “Miguelón”
1935 - Merci Ansó
1935 - Ignacio Ara: El violín de las doce cuerdas
Tratado de las Tres Vacas: Ansotanos, jueces sin parte


Reportajes extraídos de: la colección "Almanaque de los Pirineos" de Pirineum editorial

Descarga el reportaje en PDF


© Textos propiedad de Pirineum editorial, está prohibida su reproducción total o parcial sin permiso expreso.


> pirineodigital.com es propiedad de © Pirineum editorial y comunicación
Queda prohibida toda reproducción, total o parcial, sin autorización previa.

> Quienes somos - Contactar


Síguenos en:

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital Síguenos en twitter.com/pirineodigital Síguenos en Google+ Suscribirse a RSS

> Cómo insertar publicidad
> Aviso legal y créditos
> Política de cookies

 

¡CSS Válido!