Tienda online de Pirineum editorial
pirineodigital.com. publicación digital del pirineo aragonés

 

 

 

publicación digital del Pirineo aragonés

Fecha de publicación: 26/07/2016

|
Suscribirse a Suscribirse a RSS | síguenos en Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital  Síguenos en twitter.com/pirineodigital

REPORTAJES - INFORMES

Alta tensión

Texto: Sergio Sánchez Lanaspa
Publicado en la revista El Mundo de los Pirineos nº 111 mayo-junio 2016

Los proyectos transpirenaicos de líneas de muy alta tensión, Castegrit-Navarra y Sabiñánigo-Marsillón, a examen

Alta tensión

 

A mediados de 2015, los mandatarios de España, Francia y Portugal firmaron ante la atenta mirada del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, la llamada Declaración de Madrid, que busca aumentar la interconexión eléctrica entre Europa y la península Ibérica en más de 6.000 megavatios –de los más de 2.000 de hoy a un total de más de 8.000 Mw- a través de tres líneas de muy alta tensión que construirán Red Eléctrica de España (REE) y Réseau de Transport d’Electricité (RTE): una submarina que atravesará el golfo de Vizcaya (5000 Mw), y dos transpirenaicas: la Cantegrit-Navarra y la Sabiñánigo-Marsillon, ambas de menor capacidad (1000 Mw) y menor coste: en torno a los 900 y 1.200 millones de euros respectivamente, prácticamente la mitad de lo que supone la opción maritima. El objetivo, según dijo Mariano Rajoy es que en 2021 “la península Ibérica deje de ser una isla energética”.

 

Estas conexiones se unirán a la línea de muy alta tensión Baixas-Santa Llogala, en el Pirineo de Girona, operativa desde abril de 2015, para completar ese objetivo energético. En el caso catalán, la oposición ecologista y local obligó a la construcción de un túnel de 8,5 km bajo el macizo de Albera (La Junquera), integrado en un trazado soterrado de 64,5 km repartido entre los estados español y francés casi a partes iguales, que camina paralelo a la línea del AVE y de la autopista AP-7 para evitar centros urbanos. La línea gerundense costó 700 millones de euros (2008-2015) que los consumidores españoles y franceses abonarán en su tarifa con la promesa de una futura bajada en los precios.

 

El presidente de Red Eléctrica Española (REE), José Folgado aseguró en Zaragoza poco después que la compañía estudia para las líneas Sabiñánigo-Marsillon y Cantegrit-Navarra idénticas medidas de protección medioambiental: soterramiento integral de la línea y construcción de un túnel. Aunque esas fórmulas multiplicarán el presupuesto por diez, como pasó en Girona, los directivos de REE aseguran que no escatimarán “ningún esfuerzo económico” para minimizar el impacto medioambiental. La presencia del propio Juncker en la Declaración de Madrid garantiza el dinero de la Comisión Europea para el proyecto.

 

OPINIONES

 

Red Eléctrica de España

 

Las interconexiones internacionales contribuyen a la seguridad y la continuidad del suministro eléctrico, suponen un aumento de su eficiencia y garantizan los intercambios comerciales diarios de electricidad que la competencia entre sistemas vecinos aboca a una reducción de precio de la energía para los mayoristas. Suponen también la integración de las energías renovables en el sistema, que sin interconexiones arrastran el problema de su intermitencia. Estas conexiones son vitales para países periféricos como España. En la actualidad, la interconexión española supone un 2,8% del total, y el objetivo planteado en la Cumbre de Barcelona de 2002 era del 10%. Con las interconexiones pirenaicas estaremos cerca de alcanzar esos mínimos que plantea la UE.

.

 

Alta tensión Castejón - Navarra
Alta tensión Castejón - Navarra

 

Paco Muñoz de Bustrillo. Ecologistas en Acción-Sabiñánigo

 

El dinero público debe utilizarse hoy para la transición hacia energías limpias y renovables que puedan frenar el calentamiento global, un modelo opuesto a la Declaración de Madrid, que atenta contra uno de los espacios naturales mejor conservados de Europa, los Pirineos. Es un proyecto elaborado sin consulta previa y sin un estudio independiente que avale su supuesta necesidad. España tiene una capacidad de producción eléctrica muy superior a la que necesita y el Pirineo, que ha sufrido históricamente proyectos energéticos –embalses- que en nada benefician al territorio, basa su modelo de desarrollo en la riqueza medioambiental, con necesidades mucho más perentorias. Soterrar el trazado conlleva deforestación y pistas de acceso que dejarán enormes cicatrices.

 

VOLT III
VOLT III

Tanto la Comisión Europea, como los estados implicados y REE asumen la potencial oposición del territorio y recuerdan la polémica suscitada con la descartada Aragón-Cazaril (sentencia del Tribunal Supremo de 1996). Por eso, REE ha reconocido que “resultará fundamental la actitud de las administraciones y autonómicas implicadas” y que contactarán con ellas “tan pronto como esté redactado el proyecto definitivo”, cuyo plazo se calculaba para finales de 2015, pero está todavía sin concretar. REE anticipó también que los ayuntamientos afectados podrían beneficiarse de proyectos sociales, tal y como se ha hecho en la línea Teruel-Castellón. .

 

A comienzos de febrero de 2016, sin embargo, las instituciones autonómicas y municipales de Navarra y Aragón desconocían por completo los respectivos proyectos, aunque no tanto los del movimiento opositor generado.

 

 

La declaración de Capella

 

VOLT III en Capella Graus
VOLT III en Capella Graus

A la Declaración de Madrid le ha contestado la Declaración de Capella (a la que siguió el llamado Comunicado de Sabiñánigo), una reunión de casi medio centenar de colectivos, partidos y grupos opositores de Nafarroa, Aragón, y Catalunya (Ecologistas en Acción, WWF, Sustrai Erakuntza, CHA, Podemos, la CUP...), que han decidido constituirse como Red de Apoyo Mutuo en respuesta a las interconexiones energéticas pirenaicas tras sendas reuniones en Graus-Capella y en Sabiñánigo. Estas organizaciones alertan sobre “los severos impactos que generan unas infraestructuras faraónicas e innecesarias que amenazan la salud de la población, suponen una agresión irreparable para el medio ambiente y una hipoteca a perpetuidad”. Los conservacionistas hablan de un modelo “que socializa las pérdidas y privatiza los beneficios” y que desemboca en la pobreza energética.

 

“En un momento en que se debate el futuro de la energía y se vislumbra la posibilidad de cambios de gran calado en esta materia, la apuesta por un modelo energético caduco e insostenible, supone un despilfarro y un premeditado acto de irresponsabilidad”, concluye la Declaración de Capella, que exige total transparencia, procesos de participación, moratoria a megaproyectos de combustibles fósiles y nucleares, y el consenso sobre un modelo energético sostenible, entre otras cuestiones.

 

En la actualidad existen 11 líneas entre Francia y España con una capacidad de 2.800 Mw, que según el colectivo ecologista están infrautilizadas y que exceden en más de un 55% el máximo de demanda eléctrica registrado en 2014. Los críticos apuntan que las nuevas conexiones no transportarán energía verde sino que servirán para exportar el sobrante de energía nuclear en Francia o la generada en el Estado español desde carbón y gas, que aumenta la emisión de gases invernadero; también alertan sobre la contaminación electromagnética que generan las líneas de muy alta tensión, “con consecuencias desastrosas para la salud de la población que vive en sus cercanías”.



> pirineodigital.com es propiedad de © Pirineum editorial y comunicación
Queda prohibida toda reproducción, total o parcial, sin autorización previa.

> Quienes somos - Contactar


Síguenos en:

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital Síguenos en twitter.com/pirineodigital Suscribirse a RSS

> Cómo insertar publicidad
> Aviso legal y créditos
> Política de cookies

 

¡CSS Válido!