Tienda online de Pirineum editorial
pirineodigital.com. publicación digital del pirineo aragonés

 

 

 

publicación digital del Pirineo aragonés

Fecha de publicación: 12/01/2016

|
Suscribirse a Suscribirse a RSS | síguenos en Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital  Síguenos en twitter.com/pirineodigital

REPORTAJES - INFORMES

Pyros: El oso ardoroso

Texto: Sergio Sánchez Lanaspa
Publicado en la revista El Mundo de los Pirineos nº 107. Septiembre-Octubre 2015

Las políticas de reintroducción del oso pardo iniciadas en los años noventa han desembocado en una población osera inviable en el Pirineo occidental y en otra con mucho más potencial en el Pirineo oriental que, sin embargo, está en peligro por la consanguinidad derivada de la supremacía sexual del viejo Pyros.

 

Pyros

 

El pasado mes de marzo tuvo lugar en la sede del Conselh Generau d’Aran la firma del convenio de colaboración del proyecto “Piroslife” (Life+) para la “Conservación del oso pardo en Catalunya: contribución a su viabilidad en un entorno rural favorable” por el que la Unión Europea aportará el 75% de un total de 2,4 millones en un plazo de 4 años. El proyecto es clave para la población osera de los Pirineos, que en la vertiente sur ha quedado prácticamente reducida al Vath d’Aran y el Pallars Sobirà.

 

Generalitat, Universitat de Lleida, Conselh de Aran y Fundación Oso Pardo son los socios beneficiarios de un proyecto que nace con el objetivo principal de acabar con la consanguinidad de la población pirenaica de oso pardo, muy afectada por la absoluta hegemonía reproductora de un auténtico macho-alfa: el viejo Pyros, de entre 27 y 28 años, procedente de Eslovenia e introducido en 1997, que domina un extenso y disperso harén, sin que el resto de los machos puedan de momento distraerle cópula alguna.

 

Pyros es hoy el padre o el abuelo –o ambos - de toda la población osera de los Pirineos. Todos y cada uno de los Ursus arctos arctos de la cordillera llevan la sangre de Pyros, que ha logrado fecundar a Ziva, Melba y Hvala, hembras reintroducidas entre 1996 y 2006; a sus hijas Caramelles, Bambou y Pollen, y a su nieta Caramellita, que hasta el momento se sepa. De sus hijos, solo Neré (Ziva) ha sido capaz de procrear.

 

La desaparición de Canelle y Camille, las dos últimas osas autóctonas de los Pirineos, y la muerte de Balou, macho introducido en 2006, supuso un problema doble. Por un lado, la población del Pirineo Occidental (Aspe-Ossau, Ansó-Hecho y Roncal) se ha convertido en inviable, pues solo quedan dos machos: Neré (hijo de Pyros) y Canellito (hijo de Neré y Cannelle) que están aislados de la población de 30 o 35 ejemplares del Pirineo Oriental y a cientos de kilómetros de la hembra más cercana. Por otro, la muerte accidental de Balou en junio de 2014 significó la desaparición del único macho que no tenía lazos de sangre con Pyros

Planta de Ansó

PyrosAsí pues, el relativo éxito en las políticas de reintroducción del oso pardo, sobre todo en Francia, Arán y Pallars Sobirá, podría esfumarse rápidamente si no se da con una solución para terminar con la consanguinidad. Los nietos de Pyros: Boutxi, Bonabé, Pelut, Fadeta y Floreta no consiguen burlar el control del abuelo. El resto son oseznos que todavía no han alcanzado la madurez reproductora. Entre estos últimos, cuatro nacidos en 2011, tres en 2012 y otros tres en 2013. Todos, hijos de Pyros.

 

La consanguinidad o endogamia de los osos pirenaicos preocupa a los científicos, pues podría generar dificultades en la reproducción y enfermedades diversas en la especie, además de otro tipo de problemas. Aunque a Pyros apenas le quedan 2-3 años de vida, la vejez no ha mermado sus facultades y amenaza con reinar hasta el fin de sus días. De ahí que el nombre del programa sea el del propio Pyros (Pyroslife). Porque lo que nadie sabía en 1996 cuando soltaron a Melba y Ziva, dos hembras “eslovenas” en avanzado estado de gestación y pioneras del programa de reintroducción, es que ambas ya llegaban preñadas de Pyros.

Pyros

El debate entre los técnicos sobre qué hacer con Pyros ha dejado ideas de todo tipo: Atraparlo para castrarlo o recluirlo en la reserva de Aran Park, dos opciones costosas en tiempo y en dinero,  abatirlo directamente, o dejar que aumente su leyenda hasta el fin de sus días, que no debería estar lejano. De momento parece que se ha impuesto la última opción, que estará acompañada de la suelta de un nuevo macho adulto, prevista inicialmente para la pasada primavera y que se ha retrasado hasta 2016. Este nuevo macho procedente de Eslovenia, del que habrá que cotejarse previamente su ADN, no sea que provenga también de algún pecado de juventud de Pyros, será el que compita por el territorio y por las hembras, a las que habrá que animar para echar esa “canita al aire” tan recomendable para la biodiversidad.

 

Al margen de los aspectos genéticos, el programa Pyroslife tratará de diseñar una red de espacios conectados para la población osera, el verdadero caballo de batalla, reducir al mínimo los ataques a ganadería y apicultura, y generar un clima de aceptación social en los territorios. Para ello se apoyará la agrupación de rebaños, la contratación de pastores, la construcción de cercados electrificados y la cesión de perros, además de favorecer la plantación de frutales. Pyros

 

Aunque la oposición de los ganaderos a la reintroducción del oso no ha disminuido, sobre todo en Francia, Navarra y Aragón, y la actitud de las administraciones de la vertiente sur sea en ocasiones la de meros espectadores de las políticas del país vecino, en Cataluña se ha detectado una actitud más favorable a la presencia del oso. Según los técnicos de la Generalitat, la oposición ha pasado de un 80% de la población local a un 25% en apenas una década, y ya ha surgido alguna localidad que de forma voluntaria se muestra favorable a la suelta del nuevo macho en su territorio.

 

Pero si la consanguinidad es importante para la viabilidad de la población osera del Pirineo oriental, mucho más acuciante es la situación del oso en el Pirineo occidental, con dos machos aislados y una actitud timorata de las administraciones, sobre todo de las CCAA de Navarra y Aragón, que tratan de acceder a los programas europeos sin aplicar políticas decididas de apoyo a la reintroducción. No tardará en abrirse el debate sobre la oportunidad de “deslocalizar” una o varias hembras y soltarlas en el territorio osero de Aspe-Roncal-Ansó, y no tardará en organizarse la oposición a esa medida.

 

Imágenes: Gobierno de Aragón y Generalitat de Catalunya

La necesaria concertación

 

La población de oso pardo en el Pirineo Occidental es inviable, ya que cuenta únicamente con la presencia de dos machos confirmados y no es previsible la llegada de hembras de manera natural desde el Pirineo Central. Su viabilidad pasa por el aporte de hembras reproductoras. La conservación de esta especie exige una concertación entre diferentes administraciones públicas y sectores sociales y económicos implicados, tal y como ha sucedido en Catalunya con el Proyecto Piroslife. Esa concertación es la que sería necesaria en el Pirineo Occidental para avanzar hacia una población viable de oso pardo, concertación a conseguir en un ámbito territorial y administrativo complejo (dos Estados, dos Comunidades, municipios, Juntas de Valle, Mancomunidades, etc).

 

Pablo Muñoz Trigo. Jefe de la Sección de Hábitats del Gobierno de Navarra

Compatibilización y compensación para los ganaderos

 

UAGA reitera su rotundo rechazo a la reintroducción de osos en el Pirineo. En ese sentido, manifiesta que deben mantenerse y mejorarse las medidas compensatorias, que ahora no existen, por parte del Gobierno de Aragón, para paliar los daños que sufre la cabaña ganadera de la zona y no debe permitirse la reintroducción de más ejemplares de oso esloveno. Los ganaderos afectados por la reintroducción (En el Pirineo, en 1995 había 5 osos y en la actualidad 25 ejemplares) señalan que son imprescindibles unas medidas de compatibilización y compensación que garanticen el futuro del sector ganadero y la seguridad de sus rebaños.

 

 

 

Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón.



> pirineodigital.com es propiedad de © Pirineum editorial y comunicación
Queda prohibida toda reproducción, total o parcial, sin autorización previa.

> Quienes somos - Contactar


Síguenos en:

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/pirineodigital Síguenos en twitter.com/pirineodigital Síguenos en Google+ Suscribirse a RSS

> Cómo insertar publicidad
> Aviso legal y créditos
> Política de cookies

 

¡CSS Válido!