Última actualización 11 Enero, 2012 11:22 h.

Sobrarbe esconde los fósiles de vacas marinas más antiguos de Europa

El grupo Aragonsaurus de la Universidad de Zaragoza ha encontrado los fósiles de sirenios, o “vacas marinas”, más antiguos y completos de Europa en el Geoparque de Sobrarbe. Los restos datan de hace 45 millones de años, del Eoceno, y entre ellos se han descubierto tres cráneos en perfecto estado de conservación. Según los arqueólogos, el registro de restos de estos vertebrados en sus primeras formas en la península Ibérica es muy escaso.

FOTO: Uno de los cráneos completos encontrados.

En total se han localizado alrededor de 550 fósiles de sirenios, que son un grupo de mamíferos acuáticos y herbívoros o comedores de plantas, que por su aspecto son conocidos también como “vacas marinas”. Según los arqueólogos eran muy abundantes en el pasado, ocupando un área de distribución muy amplia, desde el oeste Atlántico hasta las costas euroasiáticas-africanas, lo que incluía el actual Geoparque de Sobrarbe, ya que no hay que olvidar que esta zona fue un brazo del Océano Atlántico.

El descubrimiento del yacimiento se debe al director de del Museo Paleontológico de Sobrarbe, Jesús Cardiel, que puso sobre la pista a la Universidad de Zaragoza y al equipo Auragosaurus, con quienes ha colaborado en el hallazgo. Los trabajos han sido dirigidos por la investigadora Ainara Badiola y aunque se han desarrollado a lo largo de varios años, se han realizado tres campañas arqueológicas, fue en 2010 cuando comenzaron a aparecer los restos más importantes, como el primer cráneo bien conservado.

Para Badiola la importancia del hallazgo reside en su antigüedad, ya que datan del Eoceno, con lo que son los restos de sirenios más antiguos de Europa. Además, según la investigadora, hasta la fecha solo se habían encontrado restos de sirenios correspondientes a Eoceno en Egipto, Pakistán, India o Norteamérica. En la península Ibérica se ha hallado restos en sus primeras formas, pero son muy escasos, y los más recientes se localizaron en Cataluña.

La investigadora confía en que el apoyo que hasta la fecha han tenido por parte del Gobierno de Aragón se mantenga y puedan desarrollar nuevas campañas de excavaciones en un futuro en este yacimiento del Sobrarbe.