Última actualización 30 Septiembre, 2010 14:03 h.
PUBLICIDAD

Una estrategia nacional para evitar la desaparición del Desmán pirenaico

Con la idea de evitar que desaparezca el Desmán del Pirineo, o Ibérico, se ha planteado la elaboración de una Estrategia Nacional de Conservación de esta singular especie. En los últimos años su población en toda la península ha sufrido un importante retroceso y los técnicos quieren evitar que desaparezca una especie sobre la que aún hay muchas incógnitas.

Desmásn del Pirineo

FOTO:Un ejemplar de Desmán del Pirineo.

El desmán del Pirineo, o Ibérico (Galemys pirenaicus), es un pequeño mamífero insectívoro de hábitos semiacuáticos, perteneciente a la familia de los topos y endémico de la península ibérica, que hasta la fecha se encuentra catalogado como “vulnerable” en el Catálogo de Espacies Amenazadas de Aragón.

 Con una longitud de entre 10 y 15 centímetros, su característica más identificativa es un largo hocico de color negruzco, acabado en una pequeña trompa muy móvil, que le permite prospectar entre las piedras y cantos rodados de los cursos fluviales de alta montaña, en busca de insectos y otros invertebrados acuáticos que constituyen la base de su dieta.

Se trata de una especie ecológicamente muy singular y sensible, ligada a cursos de aguas limpias de montaña con un buen estado de conservación. La contaminación de las aguas, la alteración de los cauces de montaña y la introducción de especies exóticas invasoras son los principales factores de riesgo para esta especie en todo el país.

Por los datos disponibles, en Aragón la especie es más frecuente en la vertiente norte del Pirineo, y en otras montañas ibéricas, aunque en todas ellas el proceso de retracción del área de distribución de la especie es generalizado. Este escenario de retroceso podría estar ocurriendo ahora en otras comunidades autónomas, donde la fuerte regresión de la especie, unida a sus características ecológicas singulares, plantea muchas dificultades para una recuperación natural de las poblaciones.

Por ello, y en el marco de las Jornadas de Conservación del Desmán, que los pasados 22 y 23 de septiembre se celebraron en el CIMA (Centro Internacional del Agua y el Medio Ambiente), organizados por el Gobierno de Aragón en el marco de las actividades para celebrar el Año Internacional de la Biodiversidad 2010, los 40 técnicos y especialistas de las comunidades autónomas españolas con presencia de esta especie y de Francia, decidieron asentar las bases para elaborar una Estrategia Nacional que ayude a su conservación.

De momento, los expertos han elaborado una propuesta preliminar de la estrategia y está previsto que se proponga la creación de un grupo de trabajo exclusivo para el Desmán del Pirineo dentro del Comité Estatal de Flora y Fauna Silvestre. Todo ello encaminado a salvar una especie peculiar y singularmente complicada de estudiar por su asociación a hábitats fluviales de alta montaña y por sus hábitos especialmente discretos.