Última actualización 25 Junio, 2009 12:22 h.

Las comarcas pirenaicas de ambas vertientes apuestan por la agroalimentación y el agroturismo

Las comarcas de La Jacetania, Alto Gállego, Ribagorza, La Hoya de Huesca, Somontano y La Litera, junto a la Compagnie d’Aménagement des Coteaux de Gascogne, quieren consolidar el negocio agroalimentario y agroturístico de las dos vertientes pirenaicas. Para ello, van a poner en marcha un proyecto de cooperación transfronteriza para impulsar y potenciar las dos líneas señaladas, con la idea de mejorar el empleo en las dos vertientes del Pirineo y dinamizar los recursos existentes.

Productos gastronómicos de las comarcas participantes

FOTO:Productos gastronómicos de las comarcas participantes.

 

El proyecto se integra en el objetivo 3 del Programa de Cooperación Territorial Europea  en el que participan España, Francia y Andorra, dentro de los Interreg IV-A articulados para el periodo 2007-2013, con la denominación Proyecto de Cooperación Agroalimentaria y Agroturística Pirenaica. Su duración será de dos años y medio y comenzará a desarrollarse el próximo mes de septiembre.

La idea es asesorar los proyectos de agroturismo o agroalimentación que surjan a ambos lados del Pirineo. De hecho, los siete socios participantes formarán parte de un Comité Técnico Transfronterizo para facilitar la interrelación de los actores económicos y dinamizar los recursos existentes en las zonas implicadas. Como ejemplo lo que se quiere lograr señalaron la colaboración entre las comarcas de la Hoya de Huesca y Somontano en la producción de aceite.

Según cálculos de los territorios implicados, una vez puesto en marcha el proyecto se podrían generar 20 puestos de trabajo directos y se mejorarían las condiciones de otros 120 empleos. Además, como una de las ventajas más importantes destacan que es mejora y mantenimiento del empleo se hará por medio de la valorización de los recursos locales de cada comarca.

Asimismo, se apunta, como otros aspectos favorables del proyecto, la mejora que supondrá para los procesos productivos en la transformación agraria y su contribución a la mejora de las estructuras existentes relacionadas con la producción, comercialización y transformación de los productos.