Última actualización 6 Mayo, 2009 12:10 h.
PUBLICIDAD

Las osas Hvala y Sarousse podrían haber procreado este invierno

Si los datos se confirman, esta primavera habrá 4 nuevos oseznos en los Pirineos. Las osas eslovenas Hvala y Sarousse podrían haber tenido descendencia esta invierno, las previsiones más optimistas apuntan a dos crías por hembra, lo que supondría una excelente noticias para la pervivencia de esta especio en la cordillera, ya que sería la primera vez en los últimos años que se incrementa la población de osos en el Pirineo.

Pollen y Banbou

Hvala con sus anteriores oseznos, Bambou y Pollen. FOTO: Archivo

La asociación francesa Pays de l'Ours-Adet ha confirmado la maternidad de Hvala, la osa que protagonizó el pasado octubre un incidente con un cazador en Les, en el valle de Arán. Según la asociación, Hvala ha dado a luz dos crías, que se unirían a las que esta misma osa tuvo en 2007, Pollen y Bambou.

Las sospechas respecto a la maternidad de esta osa se deben al hecho de que esta primavera a penas se ha movido de su zona de hibernación. La posibilidad de que Sarousse haya seguido estos mismo pasos son muchas, pero de momento no hay certeza de ello. Según los técnicos del Plan de Seguimiento del Oso, esta hembra se encuentra en una edad “idónea” para procrear, ya que tiene una edad estimada de 10 años.

De ser así, sería la primera vez en los últimos años que la población osera del Pirineo aumenta. Cabe recordar que de los cinco ejemplares eslovenos que se reintrodujeron en 2006, dos, Palouma y Franska murieron. Por ello, para los expertos estos nacimientos son vitales para que el Plan de Reintroducción de plantígrados en la cordillera pirenaica sea viable.

Estudio
Los últimos estudios realizados sobre la población de osos existente en los Pirineos muestran ya la importancia de estos nacimientos. Según el estudio realizado por Mathieu Krammer, para la asociación de la naturaleza FERUS, en el que se sintetizan los datos obtenidos por el equipo técnico del oso de la Oficina de la Caza y la Fauna Salvaje de Francia (ONCFS), el número de plantígrados que habita en la cordillera entre España y Francia oscila entre 15 y 19 ejemplares. Existen 13 totalmente identificados: Neré, Camille, Cannelito y Aspe-Ouest, que viven en los Pirineos Occidentales; Hvala, Pollen y Bambou, Balou, Sarouessa, Ziva, Caramelles, Pyros y Boutxi, en los Centrales y Orientales.