Última actualización 16 Noviembre, 2009 13:00 h.

Las depuradoras de Sobrarbe se quedan desiertas

El concurso para construir y explotar las 102 depuradoras que el Plan Integral de Depuración del Pirineo aragonés proyecta en la comarca de Sobrarbe se ha quedado desierto. Ninguna de las propuestas presentadas se ajustaba a lo solicitado por lo que el Instituto Aragonés del Agua no ha adjudicado las actuaciones previstas en las cuencas de los ríos Cinca y Ara, siendo las más numerosas de todo el plan, 102 de un total de 296 depuradoras. Para sacar estas obras adelante, Medio Ambiente solicitará a las empresas que se han presentado a cualquier de las convocatorias del Plan que se presenten con un nuevo proyecto para esta zona.

Río Cinca

FOTO:El río Cinca, uno de los afectados.

La idea de Medio Ambiente era haber adjudicado las casi 300 actuaciones antes de octubre, y ahora un tercio de las obras previstas quedan en el aire y pendientes de una nueva adjudicación.

La zona P3, la correspondiente a la comarca de Sobrarbe dentro de la estructuración del plan de depuración, no es sólo la que mayor número de infraestructuras agrupa, también es una de las más complejas de todo el plan.

Cabe recordar que el plan divide la cordillera pirenaica en cuatro áreas, que se corresponden con la división comarcal del Pirineo oscense.

En total se han planteado 292 depuradoras que beneficiarán a 62 municipios y a las cuencas de los ríos Aragón, Gállego, Cinca, Ara, Ésera y Noguera Ribagorzana. Asimismo, cabe destacar que las obras están declaradas de interés autonómico por el Gobierno de Aragón y que los contratos incluyen la construcción y posterior explotación de las instalaciones durante 20 años.

La intención de Medio Ambiente es iniciar las obras a mediados de 2010, aunque en el caso del área sobrarbense habrá que esperar que se puedan adjudicar las obras para las cuencas de los ríos Ara y Cinca.

Mientras, la administración autonómica va acelerando otros trámites, para lograr que el Pirineo aragonés sea la primera zona de Aragón en tener depuradas todas sus aguas residuales, y ha concedido, a través de SODEMASA, los contratos para supervisar los proyectos y las obras de cada una de las zonas.