Última actualización 2 Diciembre, 2009 11:23 h.

NOTICIAS

La asociación Alacay recopila las rancheras del Pirineo

La Asociación Cultural Alcalcay propone una interesante unión musical en el CD que acaba de editar. “Allá donde vivía” salta el atlántico y aúna las rancheras y corridos mexicanos que ya se han asentado en el Pirineo como músicas propias, imprescindibles en cualquier fiesta y verbena de la cordillera. El repertorio recoge rancheras de toda la vida interpretadas por músicos de las comarcas de La Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y la Hoya de Huesca, como la Val d’Echo, los Chotos de Embún, La Ronda de Boltaña o Cadiera Coixa, que han participado desinteresadamente en esta recopilación.

Portada del CD
FOTO:Portada del CD "Allá donde vivía".

El trabajo, “Allá donde vivía. Corridos y rancheras del Pirineo”, se presenta el 4 de diciembre en Jaca, en el salón del Ciento del Ayuntamiento, y el día 11, en Sabiñánigo, dentro del programa Da Beilda, que tiene lugar en el Museo Ángel Orensanz de la localidad serrablesa. Para su edición, la agrupación cultural de Jaca ha contado con la colaboración de la Diputación Provincial de Huesca, la Comarca de La Jacetania y los ayuntamientos de Aísa, Boltaña, Echo, Jaca y Sallent de Gállego.

Luis Salesa y Enrique Bayona, responsables de laAlacay, explican que hace algún tiempo que “nos rondaba por la cabeza grabar un disco de música tradicional del Pirineo, y tras mucho discurrir decidimos que fueran rancheras y que participara el mayor número posible de intérpretes amantes de la música popular”. La contestación a esta propuesta fue absoluta y no requirió muchas explicaciones, “porque sabían del poder de las rancheras como música de unión, de parranda y perdición”.

Así, los participantes interpretan a su estilo músicas que ya son montañesas, pero de origen mexicano que se convirtieron en tradicionales en fiestas y bailes de nuestras montañas. Participantes que son conocidos en todos los valles del Pirineo: La Ronda de Boltaña, la Val d’Echo, Los Chotos de Embún, Hato de Foces, Cadiera Coixa, Miércoles de Cecina, La Caja de Música, Los Gaiters de Jaca y Ricardo Constante, y que comparten protagonismo con históricos músicos tradicionales como La Orquesta de Sobrarbe y Antonio Aso y Mariano Laborda, y con otros aficionados, como Eloy Bordonaba, Lucía Guillén o los franceses Jean Luc Mongaugé y David Vignau.

En el repertorio se pueden encontrar rancheras tan tradicionales como “Caballo prieto azabache” o “La Borrachera”, pero también temas de los violinistas de Acumuer, como “La higuera se secó”, o la versión mariachi de “La Bella desconocida” de La Ronda de Boltaña. Los beneficios que se obtengan de la venta del disco serán para la Fundación de El Salvador, “Padre Arrupe”, que forma parte del proyecto “Cultura Solidaria” de la Comarca de La Jacetania en el que participa la asociación Alacay.