Última actualización 26 Agosto, 2008 12:31 h.

Los empresarios insisten en mejorar Ventamillo

La Cámara de Comercio de Huesca y CEOS-CEPYME Huesca en remitido una misiva al Ministerio de Fomento en la que reiteran la necesidad de acondicionar la carretera N-260, “a partir de la localidad de Campo en todos los tramos que quedan pendientes, y sin demorar el referente al Congosto de Ventamillo”. En opinión de las entidades empresariales, sin esa mejora, “dentro de unos años, nos encontraremos con una carretera modernizada casi en su totalidad, pero con un estrecho cuello de botella que impedirá su correcta funcionalidad”.

Congosto de Ventamillo

FOTO: Tramo del Congosto de Ventamillo.

La misiva, firmada por los presidentes de la Confederación empresarial de Huesca, José Luis López, y de la Cámara de Comercio de esta provincia, Manuel Rodríguez, y dirigida a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y al secretario de Estado de Planificación, Víctor Morlán, surge como respuesta a la reciente adjudicación de la redacción del proyecto de mejora de la N-260, entre Campo y el Congosto. Ambas entidades destacan su satisfacción por este hecho, ya que “se trata de una actuación largamente esperada en la provincia, por lo que deseamos que pueda llevarse a cabo con la mayor agilidad”.

Sin embargo, Cámara y CEOS CEPYME, también platean que, paralelamente a la redacción del proyecto entre Seira y Campo, “se produzcan avances en lo referente a la solución que se adopte para los pocos más de 2 kilómetros de carretera que transcurre por el congosto, de manera que el problema de las comunicaciones al valle de Benasque quede resuelto definitivamente”.

Ambas organizaciones recuerdan a Álvarez y Morlán que Ventamillo, “constituye el tramo más complicado por la estrechez de la vía, su trazado sinuosos y por los desprendimientos de rocas que en él se registran”. También destacan que la N-260, el denominado Eje Pirenaico, es una de las comunicaciones más importantes de la provincia, “por cuanto su función debe ser la de vertebrar  el Pirineo de este a oeste, facilitando la comunicación entre los valles”.

Cámara y CEOS-CEPYME consideran que los problemas que presentan los deficientes accesos al valle de Benasque, “han ido incrementándose año a año a causa del aumento del tráfico, tanto del aumento del tráfico, tanto de turismos como de autobuses y camiones”. La consecuencia de ello, “que el valle de Benasque sufre numerosos prejuicios, en el ámbito económico y empresarial, pero también en el turismo y en los servicios, que son motores de desarrollo de esta comarca todo el año”.

Teniendo en cuenta todo esto, la Cámara y CEOS-CEPYME insisten en agilizar la mejora de este tramo, el más complicado, destacando que “sin su acondicionamiento, el resto de carretera no podrá tener un correcto funcionamiento, ya que aquí se creará un cuello de botella”.