Última actualización 20 Agosto, 2008 10:46 h.

Fomento contrata la redacción del nuevo proyecto carretero entre Campo y Ventamillo

El Ministerio de Fomento acaba de contratar la redacción del proyecto de modernización de la carretera N-260 que comunica Campo y el Congosto de Ventamillo. El acondicionamiento de estos 12,2 kilómetros, uno de los tramos principales del denominado eje Pirenaico, llega 10 años después de que se redactara el primer proyecto de mejora y no contempla ninguna actuación en el propio Congosto, debido a su nivel de protección.

Congosto Ventamillo

FOTO: El Congosto de Ventamillo, excluido del proyecto.

El nuevo proyecto se ha adjudicado a la empresa Intecsa-Inarsa, por 1,7 millones de euros. Entre la documentación a presentar, la adjudicataria deberá incluir un análisis ambiental, para valorar las posibles afecciones de la carretera, y deberá plantear medidas correctoras que suplan esos posibles problemas. La idea es crear una calzada de 7 metros y arcenes de 1, con una inversión de 77 millones de euros.

La noticia de esta contratación ha sido bien recibida por la población, ya que es uno de los tramos del eje Pirenaico que mayor retraso acumulaba. Pero también es el principal acceso al valle de Benasque y uno de los tramos más complicados, especialmente el del congosto de Ventamillo, por lo que la exclusión de estos estrechos casi 3 kilómetros de la modernización ha sido duramente criticada por las localidades de la Alta Ribagorza.

Sin embargo, el Ministerio de Fomento ya había adelantado esa postura, ya que en lugar de proponer la reforma integral de los 20 kilómetros que separan Campo y Castejón de Sos, Fomento decidió acometerla en 2 tramos, de Castejón al congosto y de aquí a Campo, para evitar los problemas ambientales que Ventamillo pudiera plantear, ya que es un Lugar de Interés Comunitario (LIC). Una protección que como ya indicó el actual responsable de Planificación de Fomento, Víctor Morlán, “hace complicada cualquier intervención en ese punto”.

Así, el proyecto contrata contempla la mejora de la N-260, entre los puntos kilométricos 309 y 405, lo que supone actuar entre Campo y la entrada al Congosto. A esto hay que sumar los 3 kilómetros que se están mejorando en la entrada a Castejón de Sos, que incluye, con una inversión de 6 millones de euros, el acondicionamiento del tramo y la construcción de un nuevo puente de entrada a la localidad.

Primer proyecto
Cabe recordar que fue en el año 1998 cuando Fomento redactó el primer proyecto de mejora entre Castejón de Sos y Campo. El documento no incluía estudio de impacto ambiental, por lo que no cumplía la normativa, y según ha reconocido el propio ministerio de Fomento, estaba desfasado económicamente y se quedó obsoleto.