Última actualización 18 Agosto, 2008 13:38 h.

El número de turistas aumenta ligeramente en agosto

El mes de agosto está siendo algo mejor que el pasado julio en cuanto a afluencia de turistas. Las cuatro comarcas pirenaicas han recibido en la primera quincena de agosto un volumen de visitantes bastante aceptable, si bien las cifras no llegan a las registradas en año pasado en las misma fechas. Los sectores más perjudicados, el hostelero y la restauración, aunque los síntomas de la crisis alcanzan también a otros, como los de ocio y deporte.

Turistas en Jaca

FOTO: Turistas en la calle Mayor de Jaca. A. Ferreiro-Pirineum

Analizando las situación por comarcas cabría destacar las dificultades que está atravesando el sector hostelero en Jaca y sus inmediaciones para intentar llenar las plazas hoteleras de las que dispone. La gran mayoría de los clientes recibidos, según los profesionales, son “de paso”, sin realizar la reserva previamente, y con estancias medias que justo llegan a los 2 días.
El sector hostelero recuerda que “gran número de viviendas

de segunda residencia” existente en todo el valle, lo que hace que, “las calles de Jaca tengan una buena presencia de paseantes, pero los comercios, restaurantes y bares están generalmente vacíos”. De cara a esta segunda quincena además, “las perspectivas son similares a las vividas hasta la fecha”.

En el Alto Gállego la situación tampoco es más boyante que en la comarca vecina. Desde las asociaciones de empresarios de esta comarca se reconoce “cierta alegría respecto al mes de julio”, pero tampoco se llega a los datos de anteriores periodos estivales. Los empresarios comentan que “las fiestas de los pueblos de estos días están haciendo que vengan más personas, pero en su mayoría son familiares y personas de segunda residencia”. De ahí que, “las cifras de ocupación hotelera tampoco estén experimentando grandes incrementos”.

Las propuestas de ocio familiar del Alto Gállego, el Parque Pirenarium de Sabiñánigo y el de Lacuniacha en Piedrafita de Tena, también han notado “un ligero incremento en las entradas”. Y confían, si las condiciones meteorológicas se mantienen, en continuar hasta finales de agosto con unas afluencias similares.

En Sobrarbe, sin embargo, hay hosteleros que consideran que este verano está siendo mejor que el de 2007. Como ejemplo destacan la gran ocupación hotelera de este puente de agosto, en el que la mayoría de los establecimientos hoteleros, según la Asociación de empresarios Turísticos, han estado al 100% de su capacidad. No en vano, los 3 primeros días del puente la Oficina de Turismo de Aínsa atendió unas 700 consultas, lo que equivale a unas 2.295 personas.

En La Ribagorza los datos no son tan positivos como en su comarca vecina. La ocupación hotelera del valle de Benasque en estos primeros días de agosto ha rondado el 80%, si bien en Graus, capital de la comarca, las cifras son similares a las de anteriores verano, y superan, incluso, los datos de julio de 2007. La previsión es que a partir de mediados de esta semana la ocupación descienda ligeramente en todo el territorio comarcal.