Última actualización 12 Agosto, 2008 11:09 h.

El centro de la Trufa de Graus estará a pleno rendimiento en 2009

El Centro de Investigación y Experimentación de la Trufa de Graus estará a pleno rendimiento en 2009. La instalación, que está prácticamente terminada, podría iniciar su funcionamiento a partir de este otoño, una vez complete el laboratorio, la instalación eléctrica y el mobiliario. Su objetivo, además de impulsar la tradición trufera de la Ribagorza, es ayudar al sector primario y al mantenimiento del medio ambiente.

Centro de la Trufa de Graus

Centro de la Trufa de Graus. FOTO: Dirario del Alto Aragón.

 

Cabe recordar que el centro de la trufa fue una idea que se propuso desde la Comarca de La Ribagorza y la Diputación Provincial y que su construcción ha requerido una inversión de 700.000 euros, aportados por el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Huesca. El ayuntamiento de Graus cedió las 8 hectáreas de terreno en las que se ubica y en las que se ha construido un inmueble, que acoge el laboratorio, las salas de reuniones y despechos, así como un invernadero y una balsa de riego.

Recientemente la diputación oscense ha mejorado el acceso hasta el centro y para que comience a funcionar falta completar la instalación eléctrica, el laboratorio y el mobiliario. El centro será gestionado por la Dirección General de Investigación de la Consejería de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón, mientras que el personal que se encargará de cultivar las fincas y mantener las instalaciones será de la DPH. El ayuntamiento de Graus colaborará con la brigada municipal.

Proyecto Interreg
La alcaldesa, Mª Victoria Celaya calcula que para 2009 el centro estará a pleno rendimiento. Algo que facilitará el desarrollo del proyecto Interreg IV-B  al que opta la Comarca de La Ribagorza con otros territorios. Denominado TRUFINOV, persigue la “Promoción de la innovación del recurso de una red de cooperación tecnológica sobre el cultivo de la trufa”, y para ello, el centro de Graus sería una pieza fundamental. Junto a la comarca pirenaica participan La Rioja, el País Vasco y Cataluña, Francia y Portugal.

El presupuesto del proyecto es de 1,4 millones de euros y su objetivo, “crear una red de cooperación con la que posibilitar el intercambio de experiencias en el cultivo de la trufa y su comercialización a través de las regiones participantes, mejorar en el cultivo, control de calidad, conservación y comercialización del producto, y posibilitar que se generen experiencias innovadoras sobre este sector”. Su duración sería de 28 meses, a desarrollar entre el próximo mes de septiembre y diciembre de 2010.