Última actualización 11 Agosto, 2008 10:15 h.

Parzán se convierte en “la conciencia” de los ibones del Pirineo

Parzán se ha convertido en la conciencia de los ibones del Pirineo Central. El pasado viernes, 9 de agosto, inauguró un centro de interpretación dedicado a estos lagos de alta montaña, con el objetivo de concienciar sobre su importancia y necesidad de respetarlos. La nueva instalación ha tenido una inversión de 800.000 euros y se podría completar su contenido dedicando una sección del centro al cambio climático.

Ibón Pirineo

FOTO: Uno de los ibones del Pirineo..

La instalación se encuentra en la misma ubicación que ocupaban las antiguas escuelas de la localidad, dedicando a los ibones la primera planta del inmueble. Su creación ha sido financiada por el Gobierno de Aragón, que ha aportado 500.000 euros, y el ayuntamiento de Bielsa, municipio al que pertenece Parzán, con 300.000, mientras que la Diputación oscense se ha encargado de gestionar las obras.

Entre los objetivos del centro de interpretación cabe destacar su papel como elemento para concienciar de la importancia que tienen estos lagos de alta montaña y la necesidad de que sean respetados por el hombre. Para ello, los contenido del centro, que se ofrecen a través de paneles y fotografías, versan sobre cómo es el paisaje de los ibones, sus leyendas o la relación que venido manteniendo el hombre con ellos.

Además de ello, el nuevo espacio también hacen varios recorridos por diversos parque españoles en los que los ibones son un elemento fundamental y se describe la flora y fauna que se encuentran en las áreas de los ibones. Finalmente, se muestran las maquetas de Marboré y Monte Perdido.

Todo ello se muestra en la primera planta de un edificio que dedicará las dos planta siguientes al uso que le quieran dar los vecinos, mientras la última podría reservarse para completar el contenido del nuevo centro de interpretación. El alcalde de Bielsa, Antonio Escalona, explicó que están barajando la idea de convertir la última planta en un lugar de referencia sobre el cambio climático, analizando lo que sucede en los ibones. Para su desarrollo se quiere implicar al Gobierno de Aragón y a la Universidad de Zaragoza.

El centro de Interpretación de los ibones del Pirineo de Parzán es una de las once actuaciones que incluye el convenio de colaboración firmado entre la Diputación de Huesca y el Gobierno de Aragón para impulsar una serie de proyectos relacionados con el agua en el marco de la Expo de Zaragoza.

En concreto, los ubicados en la provincia oscense se centran en los cursos de los ríos en sus diferentes tramos, dedicando el de Parzán a las zonas más altas y cabeceras de los ríos (ibones y glaciares). Los otros dos que se centran en los ríos son el de Alquezar, en fase de construcción, que será en centro de valorización del río Vero y de los curso intermedios de los ríos pirenaicos, y el de Tardienta, ya abierto, y que ofrece un recorrido por los sistemas de aprovechamiento de aguas en las zonas bajas de los ríos altoaragoneses.