Última actualización 21 Julio, 2008 14:24 h.

Nueve municipios del Alto Aragón reciben las ayudas al impulso demográfico

La Diputación de Huesca continúa con el programa para el impulso demográfico destinando la cantidad de 299.495 euros, que serán repartidos entre nueve municipios altoaragoneses. A.Ferreiro-Pirineum.

Aragüés es una de las poblaciones que se beneficiará de las ayudas demográficas. Foto: Javier Cabrero. Pirineum

Aragüés es una de las poblaciones que se beneficiará de las ayudas demográficas. Foto: Javier Cabrero. Pirineum

Esta acción, que ya ha sido aprobada en la última reunión de la Comisión de Promoción, Turismo y Medioambiente, parte este año con un incremento en la cantidad de las ayudas, que pasa de cubrir como máximo el 50% de la inversión a cubrir un 65%. La cantidad máxima por subvención asciende a 39.000 euros.

Las subvenciones, que superan el centenar desde que el programa se iniciase en 2001, tienen como objetivo servir de apoyo para la construcción, compra, rehabilitación o amueblamiento de viviendas. Están destinadas a los nuevos residentes que se instalen en alguna de las localidades más pequeñas del Alto Aragón, consideradas como tal aquellas con un censo que no supere los 500 habitantes, lo que asciende a más de un 70% del total de los municipios. Las localidades que se beneficiarán de las ayudas concedidas este año son: Aragüés del Puerto, Loarre, Albalatillo, Bailo, Biescas, El Pueyo de Araguás, Laspuña, Puértolas y La Fueva.

Desde su inicio, el programa se ha ido adaptando a las demandas de cada uno de los municipios, y en esta campaña concreta pretende conseguir una mejora de las infraestructuras como medida para atraer nuevos habitantes a estos pequeños municipios, en palabras de Javier Betorz, Presidente de la Comisión de Promoción, Turismo y Medioambiente “son las prioridades que nos plantean los ayuntamientos”, asimismo explica con respecto al plan que “lo que no ha cambiado es su objetivo último que no es otro que las localidades más pequeñas vean cómo se asientan nuevos vecinos, ayudando a mantener vivo el medio rural”. Estas ayudas a fondo perdido, pretenden dinamizar la zona, así como generar empleo “con las subvenciones concedidas se generará una inversión de alrededor de medio millón de euros”, afirma Betorz.