Última actualización 6 Junio, 2008 10:24 h.

La oposición a la cementera de Puente la Reina crece

El proyecto de instalar una fábrica de cemento en Puente la Reina de Jaca cada vez tiene mayor oposición. A la plataforma vecinal se le han unido voces de distintos colectivos, como la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de La Jacetania (ACOMSEJA), que mostró su desacuerdo con el proyecto a través de una nota de prensa, o el Foro de la Agenda 21 de Jaca, que analizó la propuesta en una reunión extraordinaria, que finalizó con el rechazo a la planta y la convocatoria de una nueva sesión, para recoger nuevas alegaciones de particulares. ACj-Pirineum.

Puente la Reina

FOTO: Material y maquinaria depositados en la zona donde se prevé levantar la planta.

La preocupación que la posible implantación de un molino de clinker en Puente la Reina, para la fabricación de cemento, está generando en toda la comarca de La Jacetania se pudo comprobar en la participación vecinal que tuvo la reunión del Foro. “Demuestra el alto interés y sensibilidad de los vecinos de Jaca y su comarca por esta cuestión”, señaló el Foro en un comunicado hecho público tras la reunión para dar a conocer su postura y sus concluisones.

En el documento, se indica que instalaciones como la que se quiere abrir en Puente la Reina, “llevan a cabo una actividad que los reglamentos califican como contaminante”, y se explica que el rechazo se debe a, “las incidencias negativas en el desarrollo socioeconómico y ambiental de la zona que generará el proyecto”. Es más, consideran que la actividad de la planta, “contrasta y choca frontalmente con el esfuerzo inversor que particulares y administraciones públicas están haciendo en la mejora de nuestro entorno, tanto cultural, ambiental e, incluso, económico –como la inversión en San Juan de la Peña- y que con iniciativas como ésta se verá hipotecado”.

Un postura muy similar a la manifestada por ACOMSEJA. “No entendemos cómo se puede proponer una cementera en la misma puerta del Pirineo y, mucho menos, cómo se puede defender la ubicación de una empresa claramente contaminante, según viene definida por la normativa correspondiente”. La agrupación empresarial recuerda que “la Canal de Berdún, de marcado matiz agrícola y ganadero, ha logrado, en los últimos años, introducirse en el sector turístico, con buenos planteamientos, tanto desde el sector privado, como desde el público; es atravesada por el Camino de Santiago, abre sus puertas a los valles de Hecho y Ansó, es nexo de unión entre el norte Navarra y de Aragón y se sitúa a los pies del parque Natural de San Juan de la Peña”.

Además, ACOMSEJA apunta que “Cementos del Pirineo, S.L.- la empresa promotora- sin ninguna experiencia en el sector, con tan sólo 6000 euros de capital social quiere producir 2 millones de kilos de cemento al día, ya que si bien se habla de 1 millón, en los planos del proyecto se establece una ampliación inmediata, justo para producir el doble”.

El presidente de la Plataforma Vecinal de Puente la Reina, Ramón Claver, también quiso aclarar algo sobre la planta: “Según el proyecto entregado al INAGA, la fabricación de cemento se hará a través de clinker prefabricado previamente, por lo que la planta no incluye un horno de clinker, pero según expertos consultados por la asociación, este material de importación suele proceder de países con controles medioambientales muy deficientes, por lo que es potencialmente mucho más contaminante y peligroso que el que se utiliza en las cementeras españolas de ciclo completo”.

La cementera, como hemos indicado, volverá a ser tema de atención en un próximo encuentro del Foro de la Agenda 21 de Jaca, que servirá para recolectar nuevas alegaciones contra el proyecto. Cabe recordar que el INAGA anunció la ampliación del periodo de información pública de la evaluación de impacto ambiental y autorización ambiental integrada del proyecto de planta de molienda de clinker. El anuncio se publicó en el boletín Oficial de Aragón el pasado 5 de junio, y según se recoge en el mismo, “el nuevo plazo disponible es de un periodo de 15 días, a partir del día siguiente a la publicación”. Es decir, que hasta finales de mes se podrán presentar alegaciones al proyecto.