Última actualización 29 Febrero, 2008 10:50 h.

Jaca cierra su Casino por motivos de seguridad

El Casino de Jaca (sito en la calle Echegaray) se encuentra cerrado desde hace una semana por motivos de seguridad. De momento, y tras una inspección técnica, es necesario renovar íntegramente el sistema de calefacción y de iluminación, ya que están obsoletos y no cumplen la legalidad vigente, lo que hace inviable su utilización para fines culturales. Pero, los técnicos están estudiando el resto de necesidades técnicas que requiere el inmueble y su coste económico, para establecer el calendario de trabajo y pensar en la reapertura, no prevista antes de verano.

CAsino de Jaca
Interior del Casino de Jaca. Foto: PM

El cierre del Casino, adquirido por el ayuntamiento de Jaca hace un año por  casi 700.000 euros, ha supuesto aplazar una actuación del cantautor flamenco Tomás de Perrate, prevista para el 23 de febrero, a verano y en otro emplazamiento y trasladar programas completos, como el del Club de Jazz, a otros espacios de la ciudad, principalmente, al Palacio de Congresos. La concejala de Cultura, Concha Jiménez, indicó que, “aunque la decisión de cerrar el inmueble se adoptó de manera inmediata, una vez conocido el informe, no hubo ningún problema para trasladar los programas a otros escenarios”.

La concejala explicó el motivo del cierre: “Ha habido un cambio en la titularidad del responsable de seguridad del edificio y al hacerse cargo la administración municipal ha habido una inspección técnica de Gobierno de Aragón que ha llegado a la conclusión de que el sistema de calefacción y el de iluminación no se pueden emplear por motivos de seguridad, al estar totalmente obsoletos y no cumplir la legalidad vigente, lo que impide que el edificio se emplee para actividades culturales”.

Cuando el consistorio adquirió el Casino, edificio catalogado de 1888, se comprometió con la Sociedad Casino de Jaca, anteriores propietarios, a cederles, por 20 años, el uso del primer piso –por lo que la administración sólo ha empleado la plata calle- y a concederles una subvención anual, también durante 20 años. La primera, fue de 22.300 euros y cada año se incrementa un 3%. La concejala de Cultura apuntó que, “en definitiva el Casino es municipal y el coste de su arreglo y reforma lo tiene que asumir el ayuntamiento”.

En principio, y según Jiménez, los técnicos municipales están estudiando las actuaciones a realizar y su coste, para iniciar la obra, pero de momento no se espera contar con el inmueble antes de verano. El objetivo es, “reabrir el Casino con todas las condiciones de seguridad”. Pero cabe la posibilidad de aprovechar el cierre para llevar a cabo más reformas, tal y como se comprometió el ayuntamiento en el contrato de compra: “Arreglo de la fachada y cubierta y adecuación del interior a los usos futuros”. Hasta la fecha, se ha pintado el interior de la planta calle.