Última actualización 28 Octubre, 2008 12:07 h.

La reversión de Jánovas comenzará el 10 de diciembre

El próximo 10 de diciembre comenzará el proceso administrativo de reversión de las tierras afectadas por el proyecto de construcción del embalse de Jánovas. A partir de esa fecha, comenzarán las comunicaciones a los antiguos propietarios, o herederos, que dispondrán de un plazo de 3 meses para presentar la documentación requerida para recuperar sus derechos. La Asociación de Afectados valora positivamente el anuncio pero reitera su preocupación por fijar un precio “justo”.

Reunión celebrada el 27 de octubre

FOTO:Reunión celebrada el 27 de octubre. CHE

El anuncio lo efectuó el lunes 27 de octubre el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), José Luis Alonso, en la reunión que mantuvo con los afectados para coordinar el inicio y desarrollo del proceso administrativo de reversión de las tierras afectadas por un proyecto que se descartó por su Declaración de Impacto Ambiental negativa.

En el encuentro con Alonso participaron la presidenta de las Asociación de Afectados, Milagros Palacios; el director general de Participación Ciudadana del Gobierno de Aragón, Ignacio Celaya; y el alcalde de Fiscal, Manuel Larrosa.

A partir del 10 de diciembre, el Órgano de Cuenca iniciará las comunicaciones con los propietarios o herederos, que dispondrán de 3 meses para presentar la documentación oportuna. La CHE es el organismo que intermedia entre la actual propietaria de los derechos, la hidroeléctrica Endesa, y los anteriores propietarios.
Pero además, Confederación se encargará de iniciar antes de fin de año el proyecto para reestructurar la zona afectada por las obras que sí realizó Endesa antes del descarte de Jánovas. En concreto, Endesa realizó dos actuaciones de desvío del río Ara, la ataguía, que se demolerá, y un túnel de desvío, que, según la CHE, se taponará o podría utilizarse como una nueva vía verde.

Así mismo, y según se señaló en la reunión, se quiere implantar un Plan de Desarrollo Sostenible para el área afectada, especialmente la zona rural. En el mismo se implicará, además de la CHE, el Gobierno de Aragón, a través de la dirección general de Participación Ciudadana, el ayuntamiento de Fiscal y los afectados y habitantes de núcleos rurales del entorno.

Cabe recordar que el proceso de reversión se inicia gracias a la orden ministerial del 16 de junio que resolvía la extinción de derechos de Endesa para el aprovechamiento de los saltos de Fiscal y Jánovas, en el río Ara, y el salto de Escalona-Boltaña, en el Cinca. Ambos se definieron en 1951 y estaban relacionados con la construcción del embalse de Jánovas.

Confederación, según indica, ya ha recibido por parte de la compañía hidroeléctrica los datos sobre las fincas y posibles propietarios actuales afectados, y ahora serán cotejados con los datos de la Asociación de Afectados. Según el listado publicado en el Boletín Oficial de Estado el 28 de diciembre de 1961 (cuando se hicieron públicas las tierras afectadas), las fincas afectadas se encuentran en los términos municipales de Jánovas, Lavelilla, Lacort, Albella, Ligüerre de Ara, Javierre de Ara, Santa Olaria y Burgasé.

Todos estos núcleos, según la cita documentación, se encuentran dentro del límite definido por la cota 710 del embalse proyectado. El número de propietarios directos era de 151, el número de fincas inscritas, 1.290, con 498,1137 hectáreas de superficie rústica, 5.162,10 metros cuadrados de de superficies rústicas de construcción (parideras y cabañas) y 42.858,12, de superficie urbana.
Los afectados, que han mostrado su satisfacción por el anuncia del inicio del proceso, han reiterado su preocupación por el precio que se fije de los terrenos a revertir. El tema será abordado en una reunión que, “lo antes posible”, quiere mantener la Asociación de Afectados con ENDESA.