Última actualización 7 Abril, 2008 12:59 h.

NOTICIAS

El CERib apuesta por la cooficialidad de las variantes aragonesas y el catalán en La Ribagorza

El Centro de Estudios Ribagorzanos (CERib) quiere que las variantes aragonesas como el patués o el bajorribagorzano sean en la comarca de La Ribagorza lenguas oficiales junto con el catalán. De hecho, el CERib ha solicitado a las Cortes de Aragón el cambio en la denominación de la comarca para que sea trilingüe y apuesta por la denominación bilingüe de todos los municipios de las tres cuencas ribagorzanas. Así, según el Centro de estudios, “se contribuirá al reconocimiento, la promoción y la dignificación de las lenguas propias de La Ribagorza”.

Benabarre
Benabarre es una de las localidades de la Ribagorza Oriental. Foto: Pirineum.

 

La propuesta fue aprobada por unanimidad en la última Asamblea General y junta directiva del CERib, la primera semana de abril, y se tramitó a los diferentes partidos políticos representados en el consejo comarcal de La Ribagorza, así como al presidente y a la consejera cultural de la comarca. El Centro de Estudios indica que la propuesta es, “una clara apuesta hacia la cooficialización de las lenguas propias de La Ribagorza”.

En el informe de la propuesta, además de la denominación trilingüe de la comarca y bilingüe de todos los municipios, se apuesta también por favorecer la utilización de aragonés y el catalán en los actos públicos y en la documentación generada, “tanto con particulares como con el resto de las corporaciones locales de la comarca”.

Además, el CERib, viendo que una parte importante del turismo que llega a la Ribagorza procede de la comunidad catalana, señala la conveniencia de apostar por el uso, igualmente, del catalán, el castellano, el inglés y el francés, a la hora de promocionar turísticamente el territorio.

En el caso concreto del patués y el bajorribagorzano, el CERib entiende que “se deberían de poner en valor como reclamos turísticos”. Para ello, según el Centro de Estudios, habría que, “apostar por el uso público de las lenguas propias en carteles, dípticos, jornadas, debates y similares”. Pero también, “universalizar las lenguas como tales, haciendo que el aragonés bajorribagorzano tenga un status similar al catalán en el IES Baltasar Gracián –desde 1984 los colegios de la Ribagorza oriental tienen la asignatura de catalán-, facilitando la realización de cursillo de aragonés y catalán en aquellos territorios donde son propios y promocionando estas lenguas a través de concursos y publicaciones”